Trabajadores del Ministerio Público denuncian irregularidades en Fiscalía de Valparaíso

Prácticas como el cobro irregular en la devolución de horas extras que les fueron cursadas, además de sufrir una serie de vejaciones y limitaciones en el uso de espacios y consumo de calefacción, por ejemplo, hasta ahora no han sido fiscalizadas.

258

“Como una consecuencia de la escasa preocupación por los trabajadores y la ausencia de controles externos”, calificó la Federación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público (FENAMIP) la situación que atraviesan los trabajadores de esa repartición en la región de Valparaíso.

Los dirigentes de la organización acusaron que actualmnente se les está efectuando un cobro por eventuales sobre cargos en el pago de horas extras, y que habrían sido generados por un error interno de la fiscalía regional.

“Nos parece preocupante que por hechos que competen a las jefaturas regionales y nacionales, se le endose directamente la responsabilidad a los funcionarios, exigiéndoles devoluciones de dineros en condiciones que no se han informado claramente y por escrito, ni a los afectados ni a los dirigentes”, señaló la presidenta de Fenamip, Paulina Ruiz.

Subrayó que de ser efectivo un pago en exceso, se entiende que debe haber una compensación, pero para ello, primero es necesario dejar totalmente claros los hechos a través de un informe oficial y por escrito a cada afectado.

Asimismo, añadió, explorar la posibilidad de efectuar nuevas horas de trabajo como mecanismo de nivelación, “ya que en la mayoría de los casos hablamos de funcionarios que pertenecen a los grados económicos más bajos de la Institución y no resulta equitativo sean precisamente ellos quienes deban asumir los costos de un error de esta naturaleza”.

A juicio de la FENAMIP, ha quedado demostrado que las auditorías internas que realiza la Fiscalía Nacional en este ámbito son insuficientes, ya que recientemente y por petición de los dirigentes, la Contraloría General de la República se pronunció sobre otra materia de remuneraciones dictaminando que el GES se constituía como un descuento obligatorio de salud, situación que era desconocida por el Ministerio Publico hasta diciembre del año pasado.

“Desconocemos si la Fiscalía Nacional inició una investigación administrativa por esta situación, no obstante está informada sobre los cobros que se les están haciendo a los trabajadores de la región”, indicó la dirigente.

Junto con ello, también denunciaron una serie de falencias en infraestructura y vejaciones a las que han sido sometidos los trabajadores como problemas generalizados en el sistema eléctrico, sufrir limitantes en el consumo de calefacción durante el invierno y la exclusión en el sorteo de estacionamientos a técnicos, auxiliares y administrativos, siendo este beneficio otorgado sólo a los estamentos más altos de la institución.

“Sin embargo y pese a las conversaciones mantenidas por los dirigentes con las autoridades durante el año pasado, estos hechos siguen ocurriendo y a la fecha no han tenido solución”.

Para Ruiz la ausencia de controles externos “ha sido el caldo de cultivo para que se potencien este tipo de prácticas, sin  embargo, no se puede soslayar las responsabilidades atribuibles a los Jefes de Servicio, que en definitiva, son los mayores responsables de lo que ocurre en las jurisdicciones que tienen a su cargo”.