Ministro volvió a calificar como artificial la polémica por designación de Toledo como notario

Jaime Campos, titular de Justicia, justificó la designación del exfiscal del caso Caval, señalando que no encontró “ningún antecedente que nos impidiese ética o legalmente hacerlo, salvo los decires y suspicacias de algunos interesados”.

221

Como una controversia artificial calificó el ministro de Justicia, Jaime Campos, la reciente designación del exfiscal Luis Toledo, como notario de San Fernando. La nominación generó críticas tanto de la oposición, como de la Asociación de Fiscales, debido a que el profesional, mientras estuvo a cargo de la indagatoria del caso Caval, declinó formalizar al hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos.

A través de un comunicado de prensa, el titular de Justicia argumentó la designación de Toledo, señalando que no encontró ningún antecedente que nos impidiese ética o legalmente hacerlo, salvo los decires y suspicacias de algunos interesados”.

Aquí la declaración emitida:

En relación con la nominación de un Notario para la ciudad de San Fernando, me permito precisar lo siguiente:

1.- Sabido es que, de acuerdo a la ley, los Notarios son nombrados por el Ministro de Justicia y Derechos Humanos,por orden del Presidente de la República”, de una terna elaborada por la Corte de Apelaciones respectiva, sin que este Ministerio o la Presidenta puedan prescindir de alguno de los tres nominados.

2.- En la especie, la aludida terna estaba integrada por una Sra. de apellidos Chadwick Vergara, actual Notario y Conservador de Minas de Chimbarongo; un Sr. Ortega Jirón, Defensor Penal Público de Rancagua; y un Sr. Toledo Ríos, desde hace dos años Jefe de la Unidad contra el Tráfico de Estupefacientes en la Fiscalía Nacional del Ministerio Público en Santiago y, anteriormente, Fiscal Regional en Rancagua. No conozco a ninguno de los mencionados y los tres cumplían en exceso los requisitos para acceder a dicho cargo.

3.- Como comprenderán, en estos tiempos de escándalos y sensacionalismos, mi dilema fue que, respecto de cualquiera de los indicados, era fácil urdir tesis de tráfico de influencias, presiones indebidas o pago de favores. Si nombraba a la primera, no faltarían los que elucubrarían que lo hacía para congraciarme con el futuro Ministro del Interior, dado que son parientes. Si nominaba al segundo, inventarían que lo hacía para beneficiar a un funcionario dependiente de este Ministerio, ya que la Defensoría Penal Pública es uno de los Servicios del mismo. Y, si designaba al tercero, fabularían con que se estaban pagando imaginarias ayudas por su pasada intervención en el denominado caso Caval.

4.- Analizado y reflexionado el caso, finalmente nombre a don Luís Toledo Ríos, puesto que no encontré ningún antecedente que nos impidiese ética o legalmente hacerlo, salvo los decires y suspicacias de algunos interesados, máxime cuando su formación y experiencia profesional lo justificaban, a lo que se unía la alta votación que había obtenido en dos ocasiones en la I. Corte de Apelaciones de Rancagua.

5.- Deploro la artificial controversia comunicacional suscitada, la irresponsable forma como se enloda la honra de las personas involucradas y los términos en que se alienta la desconfianza ciudadana. El tiempo dirá si alguna vez el Parlamento cambia el actual sistema de nombramiento de Notarios y Conservadores y, cuando ocurra, si se incluye una causal de inhabilidad para los parientes de los nominados Ministros de Estado, funcionarios de organismos dependientes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos o integrantes del Ministerio Público.

Jaime Campos Quiroga 
Ministro de Justicia y Derechos Humanos

Exfiscal Toledo sale a defenderse: No he visto el caso Caval de hace más de dos años

Polémica por nombramiento de exfiscal del caso Caval como notario