“Una mujer fantástica” pone en jaque a Piñera frente a ley de identidad de género

El Oscar que recibió el film protagonizado por la actriz transgénero, Daniela Vega, inevitablemente generó una presión en el Presidente electo y su coalición cuando sólo falta que la iniciativa sea vista en tercer trámite por el senado para su aprobación definitiva.

716

¿Oportunismo o realismo frente a un hecho que a ojos de la sociedad y del mundo no puede ser obviado?, es la pregunta que se habrían hecho varios políticos de derecha tras la premiación de “Una Mujer Fantástica” como mejor película extranjera.

Eso es lo que se deduciría de las reacciones que provocó este acontecimiento en figuras de Chile Vamos como el senador Andrés Allamand (RN) y el futuro ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel (Evopoli), quienes alabaron el Oscar que recibió la cinta de Sebastián Lelio protagonizada por la actriz trans, Daniela Vega.

Todo ello porque el galardón pone en el tapete la discusión respecto de la iniciativa que se tramita hace 4 años en el Congreso para que las personas con esa condición sean reconocidas a todo nivel por el género que las representa y no de acuerdo a su sexo, materia que no es acogida del todo en el ala más conservadora de la derecha, incluso en el ad portas de ser gobernante.

“Es una legislación que debiera salir en forma rápida”, dijo el legislador a T13 radio cuando se enteró de la noticia previendo la repercusión ya tiene. “En estos temas valóricos nunca hay consenso absoluto. Como todas las leyes, esta ha tenido idas y venidas. Ha sido una tramitación particularmente compleja, pero ya está”.

De la misma forma Blumel admitió en radio Duna que “hay una necesidad de legislar en esta materia, sobre todo porque el cambio de género registral es engorroso y no está a la altura de lo que Chile necesita”, añadiendo que “la película nos plantea un desafío que tenemos que abordar y ese es el valor simbólico de ‘Una mujer fantástica’”.

Este giro fue interpretado como una manobra para que el futuro mandatario no fuera objeto de cuestionamientos , considerando que durante la campaña presidencial se opuso a la normativa que aspira que las personas transexuales puedan tener un reconocimiento administrativo en su carné de identidad, pasaporte, inscripciones en instituciones, etc.

Antes del receso parlamentario, el proyecto fue despachado de la Cámara de Diputados al Senado para su tercer y último trámite y por eso el Ejecutivo intentará que avance lo más posible, aunque será la próxima administración la que lo zanje y lo promulgue si se aprueba y todo indica que será así.