Experto: Proyecto de Constitución de Bachelet “es un portazo al ejercicio ciudadano”

Para el decano de la facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central, el contenido del articulado puede ser compartido o no, la forma en que fue elaborado no consideró a los más de 200 mil participantes del proceso constituyente.

552

“La pregunta es ¿qué se hizo con el insumo?”, cuestionó el cientista político, Marco Moreno, requerido por La Nación respecto al envío del proyecto de ley de nueva Constitución que envió este martes la Presidenta Michelle Bachelet al Parlamento a cinco días de concluir su gestión.

En opinión del el decano de la facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central, “los contenidos, que pueden ser muy loables y podemos compartirlos, no estás en discusión, lo que está en discusión es cómo se construyó, cómo se hizo, cómo se llegó a este proyecto de ley”.

Para el experto, existe una “contradicción muy grande” respecto de lo que se dijo en el proceso constituyente donde participaron más de 200 mil personas y que, finalmente, “el texto fue redactado por un grupo muy pequeño de personas que no sabemos quiénes son y, por lo tanto, diría que es sólo un objetivo testimonial”.

Esto muestra lo que ha sido la característica del gobierno de la Presidenta Bachelet marcada por una profunda ceguera situacional, es decir, que sin importar mucho lo que pase en el contexto o los actores ella termina haciendo lo que, digamos, cree que es lo adecuado pero sin mirar a su alrededor, porque tú no puedes mandar un proyecto tan importante a días de irte. Debió haberlo hecho en el comienzo de su mandato, cuando tenía mayor capital político de lo que tiene ahora”.

El académico subrayó que tuvo logros en las reformas tributaria y educacional con todo lo que implicó que se materializaran en forma y fondo pero que la manera en que se procedió con la aspiración de quienes confiaron en que sus ideas y propuestas iban a ser incluidas en el articulado, se aleja del principal objetivo que éste tenía que era una incidencia.

Fue un portazo al ejercicio donde participaron más de 200 mil personas, le resta toda legitimidad a ese proceso que haya terminado como terminó con un proceso redactado por pocas manos y porque todo el ejercicio participativo queda desdibujado porque, finalmente, el producto que se obtuvo que es el proyecto de ley carece de legitimidad en su construcción, en su proceso, que fue lo que tanto se criticó a la elaboración de la Constitución del 80 en dictadura”.

Conoce los principales puntos del proyecto de nueva Constitución de Bachelet