Caso Maristas: Víctimas de abusos desechan invitación a inauguración de año escolar

Mediante una carta los afectados señalaron que no están las condiciones para asistir al acto e insistieron en su demanda a la congregación para evitar los encubrimientos y ponga a disposición de la justicia a los religiosos acusados.

233

“Fuimos invitados por parte de las autoridades del IAE (Instituto Alonso de Ercilla) a participar de la ceremonia de inicio del año escolar y decidimos no asistir”, señalaron las víctimas de abusos sexuales del caso denominado “Maristas en Chile” al declinar la convocatoria que les realizó el establecimiento donde precisamente se cometieron los delitos.

En el comunicado firmado por Jaime Concha Meneses, Gonzalo Dezerega Bustamante, Eneas Espinoza Gallardo, Isaac Givovich Contador, Eduardo Rozas Honorato y otros “sobrevivientes” del caso que mantienen su identidad en reserva, precisan las razones para no concurrir al acto.

“Conociendo los actuales protocolos y formas de trabajo al interior del IAE (Instituto Alonso de Ercilla) y cotejando esto con nuestras propias experiencias, consideramos que no están dadas todas las condiciones de cuidado, y es por ello que sentimos mucha preocupación los niños que actualmente se encuentran al cuidado de esta Congregación”.

A renglón seguido reiteraron su petición que “todo laico o religioso que hasta la fecha haya sido mencionado como abusador, cómplice o encubridor, de un paso al costado mientras se realizan las investigaciones correspondientes, especialmente si ellos ejercen cargos dentro de las instituciones educativas”, aludiendo a las palabras del Papa Francisco que ha dicho que todo cómplice, facilitador o encubridor también es un abusador.

Junto con aclarar que “respetamos el principio básico de la presunción de inocencia, nos parece que cuando se trata de la seguridad de niños y niñas es necesario tomar medidas urgentes”.

Añadieron que otros ex alumnos del IAE entregaron una carta pública en que piden el regreso a Chile de cualquier religioso bajo investigación puesto que la Congregación posee la capacidad de ponerlo a disposición de la justicia.

También exigieron con la misma urgencia, que los hermanos involucrados en las denuncias sean retirados de la vivienda de la Comunidad Marista de Sótero Sanz, “a fin de evitar cualquier posibilidad de encubrimiento por parte de los mismos. No debiera existir más que el contacto mínimo entre ellos y el resto de la comunidad hasta que finalice la investigación judicial”.

Concluyeron su manifiesto diciendo que “a la fecha, nada de esto se ha cumplido y se ignora el paradero del denunciado Hermano Adolfo Fuentes”.

Víctimas denuncian ante Scicluna los abusos sexuales cometidos por Hermanos Maristas