¿Temes un despido pese a estar con fuero materno? Anota los pasos que debes seguir

El despido de la periodista Rayén Araya no dejó indiferente a la sociedad, y menos a las mujeres que siendo madres sienten que no obstante contar por ley con este derecho, ven peligrar su trabajo como ocurrió con la comunicadora que, además, denunció acoso laboral de su empleador.

1605

La desvinculación que hizo radio Bío Bío a la periodista y conductora de algunos de sus programas, Rayén Araya, no dejó a nadie indiferente en el medio y en varias esferas del quehacer nacional, sobre todo por tratarse de una mujer que es madre, trabajadora y que tenía su fuero materno plenamente vigente.

“Despido injustificado, daño moral y discriminación” son los argumentos que la profesional plasmó en la demanda interpuso contra la empresa a la que acusó de prácticas laborales ilegales como el acoso por su condición de maternidad y que, afirma, se ha repetido con otras colegas que ya no están por los mismos motivos en la estación.

Para que todas las madres sepan de qué se trata esto y no dejen pasar por alto el quebrantamiento que ha hecho este medio de comunicación al igual que a diario hacen otras firmas de distintos rubros, le contamos a las mujeres cuáles son los pasos a seguir para resguardar sus garantías respecto de su maternidad.

1.- Lo primero que debe hacer cualquier mujer que se vea vulnerada en los derechos y fueros que concede la maternidad puede primeramente pedir a la Inspección del Trabajo correspondiente que vaya a realizar una fiscalización a la empresa para verificar que ésta respeta o no las garantías de sus empleadas.

2.- En caso de ser despedida con fuero debe hacer el reclamo en la Inspección del Trabajo para dejar la constancia de la desvinculación unilateral por parte de la firma y proceder a demandarla en los tribunales laborales, por vulneración de garantías y que en la jerga legal se conoce como Tutela Laboral.

3.- Si con ocasión del despido, la trabajadora quiere firmar el finiquito para no seguir trabajando allí, debe hacer expresa reserva de acciones. Esto es que, independientemente de aceptar el desahucio, debe dejar plasmado que puede ejercer alguna acción legal en contra del empleador. Por ejemplo: “me reservo el derecho de demandar por no estar de acuerdo con la causal, o bien, reservo acción para presentar tutela por vulneración de derechos porque no se ha respetado mi fuero maternal” y así continuar en tribunales.

También puedes obtener más información en el sitio web de la Inspección del Trabajo.

REPUDIO GENERAL

La situación de Rayén Araya no dejó indiferentes a mujeres que lideran organizaciones o son parlamentarias, quienes lamentaron la situación y condenaron el proceder del medio de comunicación.

Junto con solidarizar con su colega de profesión, la presidenta del Colegio de Periodistas, Margarita Pastene, manifestó que “no quisiéramos adelantarnos o prejuzgar pero nos parece grave la demanda que ha planteado Rayén, que se ajusta plenamente a la verdad, y por lo tanto hacemos un llamado a la radio Bío Bío para que revise su proceder. Pensamos que todavía hay periodistas que trabajan en todo Chile para ella y confiamos que los empresarios de la radio consideren la opinión del Colegio de Periodistas”.

Añadió que la orden está en estado de alerta respeto de otros casos que se puedan replicar y que ya son cinco en lo que ha registrado la nueva directiva en curso de su gestión, y que por eso ofrecieron acompañar a la profesional en su querella si así lo quiere, plantearle la situación a la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi) de la que radio Bío Bío no es parte, plantear esta situación a las autoridades laborales, e incluso llegar a instancias internacionales para denunciar estos hechos.

Para la directora Ejecutiva de corporación que defiende los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres Miles, Claudia Dides, lo ocurrido con Araya es una muestra de “la política de doble estándar en torno a la normativa de resguardo a la mujer trabajadora que tiene que es madre, no se protege la maternidad. Revisar la ley es algo que tenemos que hacer como sociedad. El caso de Rayén es el ejemplo de lo que ocurre cuando no se respetan las leyes por parte del empleador”.

Mientras, la diputada socialista y miembro de la comisión de familia de la Cámara Baja, Denise Pascal, calificó el hecho de “repudiable”, más aun teniendo una ley muy clara en relación a los seis meses de posnatal, la alimentación hasta los dos años, el acompañamiento a los hijos gravemente enfermos.

“Todo puede ser revisable y más estricto, pero aquí los empresarios tienen que entender que cuando se legisla en función de la protección de los trabajadores, y en especial de las madres cuando están embarazadas, no necesitan mayores castigos, necesitan sensibilidad social”.

Al mismo tiempo apuntó “a las empresas lo que generalmente les interesa es la ganancia, se habla mucho de la sensibilidad social. Ellos hablan del tema, hacen una pantalla del tema, especialmente la radio Bío Bío, que es la primera que salta en cualquier situación de vulneración como el Sename, por ejemplo, y rasgar vestiduras y ahora despiden a una funcionaria que es madre y con fuero. Eso muestra la falta de coherencia que hay, sostuvo.

Rayén Araya demanda a Radio Bío Bío por acoso laboral y despido injustificado