Scicluna ya está de alta y se quedará otros cinco días en Santiago

El enviado del Papa Francisco quedó con reposo relativo tras la cirugía laroscópica que se le practicó de urgencia. Una vez que concluyan las entrevistas por el caso Barros, el prelado resolverá el curso de acción.

149

De muy buen semblante se vio este viernes al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, luego de ser dado de alta desde la Clínica de la Universidad Católica San Carlos de Apoquindo, tras la operación de urgencia que se le realizó el pasado martes y que lo obligó a delegar la misión por la que llegó a Chile enviado por el Vaticano.

Luego de su llegada a la nunciatura apostólica en la comuna de Providencia, el prelado se dirigió brevemente a la prensa para agradecer las muestras de cariño y preocupación por su estado de salud y la atención que le brindaron quienes lo atendieron en el recinto asistencial privado debido a la inflamación a la vesícula que lo afectó el martes pasado.

“Quiero agradecer a la Clínica de la Universidad Católica San Carlos de Apoquindo por una experiencia no programada”, señaló el presbístero, valorando la “acogida chilena maravillosa, calurosa y profesional, que no olvidaré nunca” y luego se retiró a las dependencias de la legación pontificia.

El enviado papal había suspendido su participación en el proceso de entrevistas como las realizadas a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y Juan Andrés Murillo, y otros denunciantes que buscan esclarecer un eventual encubrimiento de parte del obispo de Temuco, Juan Barros, al sacerdote y ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, debido a un problema médico.

La puesta fue asumida por quien iba a oficiar de notario de los testimonios, el sacerdote Jordi Bartomeu, quien esta jornada concluirá este trabajo.

No obstante, el vocero de la Conferencia Episcopal, Jaime Coiro, informó que Scicluna deberá permanecer con reposo relativo por cinco días, por lo que estará en Chile hasta el próximo miércoles y que concluida esta jornada definirá qué hacer tras conocer los alcances de estos tres días y medio de reuniones.

Podría llamar a personas que no han sido entrevistadas y eventualmente podría llamar a personas que ya fueron citadas”, dijo.

Víctimas de abusos de maristas entregaron carta a monseñor Scicluna