Indagan muerte de dos recién nacidos por suplemento alimenticio contaminado

Los menores recibieron el suplemento alimenticio administrado por Red Sana, en tanto, el Instituto de Salud Pública prohibió fabricar y distribuir el alimento.

845

La Fiscalía Regional Metropolitana Oriente investiga la muerte de dos recién nacidos prematuros en la Clínica Alemana de Santiago, presuntamente, por el consumo de un suplemento alimentario contaminado.

Según informó T13, la indagatoria está a cargo de la fiscal Caterina Pontarelli, y esta tarde personal de la PDI concurrió al centro asistencial privado a recopilar antecedentes y retirar documentos.

Por su parte, el Instituto de Salud Pública (ISP) instruyó a toda la red de salud pública y privada abstenerse de administrar un suplemento para recién nacidos del recetario magistral de farmacia Red Sana.

En un comunicado, se indica que el ISP tomó conocimiento de dos casos “de contaminación bacteriana de pacientes neonatales tratados en el centro asistencial (…) con consecuencias fatales, posiblemente asociado al uso de nutriciones parentales totales elaboradas en el citado recetario magistral, cuya investigación se encuentra en curso”.

Junto con esto, la resolución señala que se ha instruido la prohibición de faenas, tanto de fabricación como distribución de los citados preparados magistrales.

Adicionalmente, el ISP recuerda que las nutriciones parentales totales son preparados magistrales que se elaboran en forma personalizada para cada paciente, según sus requerimientos, y en establecimientos que “deben asegurar su esterilidad”.

Y añade que estos productos cuentan con un periodo de estabilidad no superior a 48 horas, y en general son administrados antes de 24 horas desde su elaboración.

En tanto, la Clínica Alemana emitió un comunicado donde “lamenta profundamente” la muerte de los menores, el pasado 14 y 15 de febrero, y enfatiza que un día después informó a la Seremi “la detección de un nexo entre el alimento parenteral suministrado por un laboratorio externo y los hechos acaecidos”.

“Nuestra institución puso en acción los protocolos pertinentes, con lo cual fue acotada y controlada la imprevista y dolorosa contingencia, entregando además toda la información a las familias afectadas”, agregó la clínica.

Desde la entidad señalan que se han hecho “parte activa” de la investigación, proporcionando los antecedentes a las “entidades a las que legalmente les corresponde investigar los hechos”.

Sin embargo esta versión de la clínica difiere a la de Red Sana. A través de un comunicado, la farmacia señala que “lamentamos profundamente el fallecimiento de dos pacientes neonatales y el hallazgo de un microorganismo en otros pacientes de una clínica de la Región Metropolitana, a la cual proporcionamos preparados parenterales elaboradas por nuestro establecimiento”.

Según señala, “dicha clínica ya finalizó los estudios que buscan determinar el origen de la contaminación y no encontró ningún problema en nuestros preparados parenterales”.

“Esta lamentable situación, que a nadie puede dejar indiferente, está siendo investigada por las autoridades sanitarias correspondientes y por dos laboratorios certificadores independientes (CEQUC y el Laboratorio Clínico Labocentre), quienes han descartado algún tipo de contaminación en nuestros preparados parenterales, mismos resultados que han sido ratificados por los estudios hechos por la clínica afectada”, agregaron.

Finalmente, Red Sana asegura que desde el momento en que fueron informados “se adoptaron todas las medidas de seguridad y se aplicaron los protocolos exigibles tanto normativamente como por políticas internas, coordinándonos directamente con la clínica y la autoridad sanitaria”.