Ex abogada de Smith aclara que renuncia se debe a diferentes estrategias de defensa

Marisa Navarrete abandonó la defensa de Alex Smith por la Operación Huracán hace pocos días, sin embargo, cree en la inocencia del ingeniero.

294

La abogada Marisa Navarrete negó en conversación con  Cooperativa que los funcionarios de Carabineros involucrados en la “Operación Huracán” hayan sido engañados por el ingeniero Álex Smith, su ex defendido, respecto a la utilización del software “Antorcha”.

“No comparto la precisión de que sean engañados”, sostuvo Navarrete, que en las últimas horas dejó la representación de algunos de los imputados, Smith entre ellos.  La causa de esta renuncia serían las eventuales contradicciones que se darán en las estrategias de defensa.

“Que yo tenga antecedentes de que se sientan engañados por Álex Smith, eso no es así, lo descarto absolutamente. Estamos trabajando en conjunto para establecer la verdad de los hechos que se les están imputando, que son absolutamente falsos, y no hay aquí ningún quiebre ni mucho menos, ni con Álex Smith ni con los funcionarios de Labocar”, dijo  Navarrete, refiriéndose a los uniformados que también dejó de representar.

“El hecho de que tengan distintos abogados favorece mucho nuestra defensa”, afirmó la abogada. Recalcando que “hay datos objetivos” que demuestran la veracidad de las pruebas levantadas contra los comuneros mapuche.

ANTORCHA EMITÍA REPORTES EN TIEMPO REAL

“Para yo tener una convicción (de la inocencia de Smith) soy parte de una prueba que él hace y puedo comprobar ahí que se rescatan algunos mensajes de mi celular y algunos archivos que yo tenía en mi celular. A mí me consta que lo hizo. Ahora, cómo lo hizo, yo no le podría explicar, porque yo no soy experta en eso”, aclaró.

“Hay un dato muy importante que me parece a mí que esclarece bastante, y es que este sistema Antorcha emitía en tiempo real reportes que iban a un correo electrónico de Gmail; es decir, en agosto, en todas las épocas en que fueron interceptados estos teléfonos, tenemos reportes de respaldo de conversaciones que se tomaron en los teléfonos”, expresó Navarrete.

Para la abogada, “la hipótesis de que ellos hayan implantado esas conversaciones no tiene ninguna lógica. Pensar que estas personas fueron capaces de desarrollar diariamente (pruebas falsas), enviando correos a Gmail, y por otra parte haber escrito una novela con una brillantez enorme, porque cada uno de estos mensajes se pueden corroborar con la realidad”.

Navarrete aclaró que “el problema del asunto de los títulos a mí me parece que evidentemente enloda, si es que fuera cierto, su reputación”.

“Sin embargo lo que más me parece a mí que enloda la reputación es a la propia investigación de la Fiscalía, recuerden como aparece ese antecedente, en una investigación que no tiene nada que ver con falsificación de títulos”.