Conozca los polémicos perfiles de los jefes de gabinete que llegarán a los ministerios

Dos exdirigentes estudiantiles llegaran al Mineduc, mientras que en Desarrollo Social se desempeñará el hijo del excandidato presidencial Pablo Longueira

2181

El miércoles el presidente electo, Sebastián Piñera, anunció los nombres de quienes serán los subsecretarios en su segundo gabinete, acompañando a los ministros ya revelados.

Tras esta nominación, ya comenzaron a conocerse quiénes serán sus colaboradores más cercanos y los primeros nombres que sonaron como jefes de gabinete son los de dos ex dirigentes estudiantiles que llegaran a la cartera de Educación: Ricardo Sande y Andrés Justiniano.

Sande fue de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica e integrante del Movimiento Gremialista UC, y ahora llegará al Mineduc como encargado de la agenda del ministro Gerardo Varela.

El joven de 26 años es recordado por haberle devuelto en 2015 la FEUC al Movimiento Gremialista fundado por Jaime Guzmán, luego de seis años de hegemonía de la Nueva Acción Universitaria (NAU) de Giorgio Jackson.

Por su parte, Justiniano, quien será jefe de gabinete del subsecretario Raúl Figueroa, no tuvo la misma suerte en las elecciones, ya que cuando postuló para dirigir la federación en 2013, mientras se desempeñaba como presidente de los gremialistas, no logró vencer a la lista liderada por Naschla Aburman.

El ingeniero civil industrial de 27 años, hasta la fecha se desempeñaba como coordinador de desarrollo regional y sectorial en la Sofofa. Respecto a su nuevo cargo, sostuvo en conversación con Emol que “la educación es un pilar importante para el país, así que estoy contento de aportar un granito de arena”.

La noticia de sus llegadas al próximo gobierno no fue bien recibida por la Confech, quienes aseguraron que los ex dirigentes no tendría experiencia en el área, (Sande está realizando su práctica como abogado) y cuestionan que vayan a percibir una renta de alrededor de $ 5 millones, según informó t13.cl.

EL MÁS JOVEN DEL PRÓXIMO GABINETE

Por otra parte, a economía llegará Pablo Eguiguren como subsecretario del ministro José Ramón Valente. El ex candidato gremialista, que perdió en 2016 contra la NAU, se sumará al nuevo gabinete con 24 años, siendo el más joven hasta el momento.

Mientras era presidente del Centro de Alumnos de Ingeniería Comercial, formó parte de la comisión investigadora del caso de los cuantiosos gastos realizados en la semana novata de la FEUC, donde habló con El Mercurio rompiendo el acuerdo de confidencialidad acordado.

Según informó la comisión, Eguiguren fue destituido por filtrar información falsa al diario, tras esto aseguró que “toda la información publicada en los medios es completamente verdadera, y además corresponde a un cálculo realizado de manera personal utilizando la información pública disponible con respecto a las entradas y los ingresos declarados por la FEUC”.

HIJO DE EX SENADOR EN DESARROLLO SOCIAL

Juan Pablo Longueria, hijo del ex candidato presidencial de la UDI, Pablo Longuerira, formará parte del equipo de trabajo del ministro de Desarrollo Social. Según El Mercurio, él mismo se contactó con Alfredo Moreno y desde principios de febrero que están trabajando juntos.

El abogado de la Universidad de Los Andes y MBA de la PUC podría llegar a ser jefe de gabinete del futuro secretario de Estado, según señaló La Tercera.

Juan Pablo Longueria es recordado por su aparición pública en 2013, cuando fue el encargo de anunciar en conferencia de prensa que su padre renunciaba a la postulación presidencial debido a una depresión.

De acuerdo a un reportaje publicado por Ciper, el abogado estuvo involucrado con préstamos de la inmobiliaria Copra, que fueron pagados con platas de SQM.

Pablo Longueira había recurrido a Copra en 2011 y solicitó un préstamos de $ 25 millones que se concretó con el pago de un cheque a nombre del exsenador. En 2013, Juan Pablo apareció en las oficinas de Copra con $ 23.192.385 en efectivo y el dinero fue depositado ese mismo día en una cuenta corriente de la inmobiliaria, de acuerdo a lo publicado en el reportaje.

Además, entre 2012 y 2013 Juan Pablo trabajó en la Minera Esperanza de Antofagasta Minerals, mientras que su padre se desempeñaba como ministro de Economía del primer gobierno de Sebastián Piñera.