Fiebre amarilla: todo lo que tienes que saber sobre el virus

La fiebre amarilla es producida por un tipo de mosquito, el cual infecta al organismo tras una picadura. El proceso de transmisión de este virus es por medio de picaduras a organismos contaminados.

877

La fiebre amarilla es reconocida mundialmente porque cuenta  con la capacidad de pigmentar la piel de color amarillo.

Para controlar y prevenir la propagación de la fiebre amarilla, es necesario saber cuáles son las formas de contagio y los vehículos que puede utilizar el virus para entrar en el organismo.

El contagio de la fiebre amarilla es producido mediante la picadura de un mosquito infectado, que este a su vez, haya sido infectado picando a otro organismo que tenga el virus activo en su organismo, de tal forma que el virus ya haya pasado el proceso de incubación o expansión.

La fiebre amarilla no puede contagiarse por otros métodos como el contacto de fluidos tales como, la saliva, semen, agua ni sangre.

Síntomas presentes en organismos con fiebre amarilla

Debido a que la fiebre amarilla es producida por un virus, tales síntomas pueden tener discrepancia entre los diferentes pacientes que lo padezcan. Sin embargo se pueden denotar los siguientes síntomas:

Los síntomas principales son los que caracterizan el virus de otras enfermedades están:     dolor de cabeza y muscular, vómitos frecuentes -a veces de color amarillo- y fiebre.

Cabe mencionar que para asegurarse que este virus está presente en el organismo deben realizarse pruebas de sangre, orina y heces.

La enfermedad también puede presentar síntomas secundarios, que son aquello que relucen cuando el paciente pasa aun estado más delicado de salud y cuando el virus llega a su punto máximo. Estos son: sangramiento por las encías y la ictéria amarillenta en la piel.

Tratamientos para la fiebre amarilla

Para la fiebre amarilla no existe un tratamiento específico, puesto que la mayoría de los virus pueden reaccionar negativamente si se medican con antibióticos, por tal motivo, las personas que padecen este virus solo son tratadas con analgésicos y calmantes.

Por este motivo es de vital importancia que la persona acuda inmediatamente a un centro de salud, incluso si solo sospecha del contagio del organismo. No es recomendable automedicarse para tratar los síntomas provocados por virus, puesto que pueden ocurrir resultados desfavorables.

Entre los tratamientos que pueden ayudar a sobrellevar la enfermedad, se encuentran los siguientes calmantes:

1-      Ibuprofeno
2-      Paracetamol
3-      Diclofenac
4-      Metamizol

Cómo prevenir la fiebre amarilla

Para prevenir de manera correcta la propagación del virus que produce la fiebre amarilla, es necesario se conozcan muchos aspectos del proceso de reproducción y propagación del agente contaminante.

Medidas de prevención locales

1-      Vacunación antes de ir de viajes a lugares húmedos.
2-      Vacunar al bebe al haber pasado un año de vida.
3-      Reconocer que la vacuna aparece a los 10 días se haber sido ingresada al organismo.
4-      En tal caso de no estar vacunados, utilizar repelentes para mosquitos.
5-      Usar ropaje claro, camisas mangas largas, pantalones y evitar bermudas.
6-      No permanecer en espacios abiertos donde hayan mosquitos.
7-      Evitar la reproducción del mosquito vaciando contenedores de agua estancada.
8-      En tal caso de hallar algún animal muerto, notificar inmediatamente al centro de salud, puesto que los organismos sin vida sirven como propagadores del virus.

Por otra parte, entre las principales medidas de prevención que gobiernos como el chileno han optado, están las siguientes:

1-      Vacunación obligatoriamente a personas menores de 50 años.
2-      Optar por el carnet internacional de vacunas.
3-      Disponibilidad inmediata de la vacuna Stamaril.
4-      Fumigación con gases no tóxicos lugares estratégicos como parques y otros lugares húmedos.
5-      Vacunación de bebés a partir de los 9 meses.
6-      Vacunas a turistas que viajan a Brasil.
7-      Centro de Vacunación gratuita para el virus de la fiebre amarilla.

Muertes causadas

Para los pacientes que no tienen acceso fácil a la vacuna contra la fiebre amarilla, suelen fallecer por hemorragias y deshidratación, puesto que los vómitos, heces y orina con sangre suelen deshidratar a los pacientes.

Solamente en Latinoamérica las muertes causadas por el virus suma el total de 30.000 personas al año, mientras que los países ubicados al norte de áfrica cobran más de 50.000 vidas al año.

Epidemia de fiebre amarilla del 2016

Los continentes que sufren más ataques de virus de Fiebre amarilla son aquellos que cuentan con un clima tropical – húmedo, es por ello que es común ver brotes de tal enfermedad en países de África, el Caribe y América latina.

En Angola, a principios del 2016 una pandemia de Fiebre amarilla se desató en la región, las cifras sospechosas de casos infectados fue de 4.000, de los cuales 870 ya estaban confirmados. Tras reducirse un poco la cifra, con ciertas medidas de seguridad, un nuevo brote aparece en la república del Congo, donde las cifras sospechosas ascendieron a 2.200, de los cuales 68 fueron confirmados. Entre ambos países se contabilizaron 400 personas fallecidas a causa de la enfermedad.

Conoce todo sobre la fiebre amarilla ? Tras la aparición de la fiebre amarilla, causada por un virus,  muchos países incentivados por OMS optaron promover campañas de control que frenaron y prestaron ayudas  a las personas que contaban con difícil acceso informativo y medico de tal enfermedad.

Hoy en día es de vital importancia que las normas de higiene sean estrictas, puesto que el ser humano está expuesto a miles de enfermedades, virus, infecciones y bacterias.