4 consejos vitales para manejar la presión arterial en días de calor

Pacientes que tienen tratamiento con diuréticos y los de más avanzada edad son los que deben estar más atentos, advierte Guillermo Albisu, cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera y Jefe del Departamento Cardiovascular del Hospital El Carmen de Maipú.

2302

Todavía quedan varias semanas de verano, con altas temperaturas, y los pacientes hipertensos no deben bajar la guardia, tomando en cuenta que la presión arterial alta es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, en especial de los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares.

Uno de los riesgos al que se exponen los pacientes son cuadros de deshidratación o descompensación de su presión arterial, advierte el doctor Guillermo Albisu, cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera y Jefe del Departamento Cardiovascular del Hospital El Carmen de Maipú.

“Durante veranos como éste con altas temperaturas, hay que tomar resguardos ya que muchos pacientes tienen como parte de su tratamiento el uso de diuréticos, por lo cual pueden quedar expuestos a cuadros de deshidratación”, indicó el especialista.

CONSEJOS

Si toma diuréticos, acuda al especialista para ajustar medicación. “Lo más importante es tomar líquidos y si notan cambios o síntomas concurrir cuanto antes al especialista. Ocurre a menudo que el paciente se aleja de la consulta en verano, y eso no debería pasar”, señaló el cardiólogo.

Haga caminatas o ejercicio aeróbico aprovechando el tiempo libre de vacaciones, pero no en las horas en que el sol está más fuerte. “Sólo el hecho de caminar todos los días una hora puede mejorar mucho la capacidad aeróbica. De paso, ayuda a bajar de peso”, aconsejó.

Evite el sol directo y tome mucho líquido para así evitar cuadros de deshidratación. Esto es clave, sobre todo tomando en cuenta que en el país ha ido aumentando el promedio de las temperaturas, con recurrencia de las “oleadas de calor”, y especialistas estiman que las temperaturas altas se pueden extender hasta marzo e incluso durante la primera quincena de abril.

Regule el consumo de sal. Al reducir los niveles de sodio de la dieta, se puede mejorar la salud cardiovascular, evitando los cuadros de hipertensión arterial. En nuestro país, el consumo de sal llega a 9,8 gramos diarios, y casi duplica la recomendación de la OMS, que advierte que ésta éste debe ser menor a 5 gramos diarios.

ENFERMEDAD SILENCIOSA

Estas recomendaciones son importantes, sobre todo tomando en cuenta que la hipertensión es una enfermedad silenciosa, y sólo un porcentaje de quienes la padecen, sabe de su condición. En efecto, la cifra de hipertensos se ubica en torno al millón 700 mil personas, según los datos del Minsal que consideran sólo a los pacientes que están bajo tratamiento, que no quiere decir que estén controlados. Pero el porcentaje es aún más elevado, consideran los doctores.

En los pacientes menores de 65 años la prevalencia es de un 40%, lo que sube casi al 70% en los adultos mayores y ancianos. Lo importante de esto es que de ese porcentaje, sólo un 55% sabe que es hipertenso y por la tanto no se trata”, advirtió Albisu.

Este desconocimiento y la falta de prevención es aún mayor en el sexo masculino. “Las mujeres tienen más conciencia y en mayor porcentaje saben que son hipertensas y por ende se tratan”, aseguró el cardiólogo.

OJO: SI NO ES HIPERTENSO

Si no se es hipertenso, también debe tener mucho cuidado con la deshidratación. Tomar líquidos es la consigna, y en caso de transpirar mucho, reponer sales con bebidas de rehidratación. Además, no se debe hacer ejercicio al aire libre en horas en que el sol está muy fuerte.