Facebook 2018: La reconciliación con sus usuarios

1022

* Por Horacio Garay

El año 2018 comenzó con algunos cambios para la red social más popular del mundo, indispensables para enfrentarse a nuevas realidades que implican usuarios más exigentes y nuevas tendencias tecnológicas y digitales adaptadas para cubrir todas sus necesidades. Sin duda, la generación que acogió a Facebook desde el año 2004 se ha transformado y, entre otras consecuencias, ha ocasionado que esta gran compañía se replantee algunas estrategias.

Cada vez son más las los cambios anunciados por Facebook con los que busca contrarrestar el éxodo de usuarios a otras plataformas, tal vez más actuales o quizás más atractivas. Privilegiar el contenido que postean los usuarios en sus muros y eliminar las publicaciones de páginas con publicidad, son algunas de las medidas recientes de Mark Zuckerberg, para devolver el protagonismo que han ido perdiendo los asiduos a esta red.

Facebook ha visto en los últimos años cómo la interacción entre usuarios ha ido disminuyendo y cómo estos han sentido pasar a segundo plano en comparación a la importancia que le ha brindado a otro tipo de información, en donde las visualizaciones de video también han cobrado su parte. Por ello, la tarea principal durante este año apunta especialmente a los cambios que permitan mayor interacción entre un usuario y sus amistades a través de esta red.

Con las recientes estimaciones de eMarketer, que apuntan a que para finales de este año Facebook alcanzaría alrededor de 165 millones de usuarios, es evidente que los usuarios más activos en Facebook corresponden a una audiencia mayor de 25 años. Los más jóvenes, mientras tanto, se van. Instagram y Snapchat son las dos caras de otra moneda que llegó para desafiar a Facebook, por ello volver a los inicios y reconciliarse con los usuarios, sobre todo los adolescentes, es primordial si esta red social no quiere pasar a un segundo plano.

Frente a esto, Facebook aminora los efectos de esta pérdida de usuarios jóvenes con la compra de Instagram, y cuyo crecimiento este año alcanzaría 1,6 millones de usuarios menores de 24 años en Estados Unidos. Sin embargo, aun cuando pertenecen al mismo holding, en términos reales Instagram es una plataforma que también amenaza seriamente a Facebook.

Pero a nivel global, el desafío más grande se presenta frente a Snapchat. A finales de 2017, Snapchat se reinventó con un cambio de imagen pensando en potenciar más la experiencia del usuario en cuanto a contenido. Una reinvención que, sin duda, llegó en buen momento y que revivió el valor añadido de ciertos aspectos técnicos de la aplicación, como la realidad aumentada y la inteligencia artificial.

Más allá de su nuevo diseño o nuevas funcionalidades, el plan de Snapchat buscar construir una herramienta que vaya de la mano con las nuevas tecnologías que vienen con los nuevos dispositivos y smartphones, como mejores cámara o sensores de detección facial o de objetos. Éste, por supuesto, es otra alternativa que cautiva a los principales usuarios de la aplicación que particularmente está dirigido a un público young millenial, esos que no por casualidad están abandonando Facebook.

Llevándolo al terreno local, en Chile, la amenaza para Facebook es relativa y tal vez, eventual dado que el uso de Snapchat en el país es bajo si se compara con su uso en otros países. Esto hace pensar que aun cuando pareciera tener todo en contra, Facebook sigue manteniéndose como una red social cuyas potencialidades pueden salir al paso ante el auge de nuevas plataformas.

Mostrar menos publicaciones de páginas, clasificar los medios de comunicación según la fiabilidad y la regulación de publicaciones sobre las polémicas criptomonedas no son los cambios más esperados este año 2018. Ahora, considera incorporar un nuevo botón que da la opción de denunciar y ocultar comentarios ofensivos, además de la plataforma Facebook Watch en la cual los usuarios podrán disfrutar de una comedia dramática, que contará con diez episodios de menos de veinte minutos. Sin duda, uno de los pasos más ambiciosos.

Con esto podríamos pensar que Facebook abordó todas las aristas, pero ante un panorama repleto de opciones que cada vez privilegia más las experiencias de los usuarios, no es descabellado pensar que se estén considerando otras medidas para traer de vuelta a los jóvenes que se han ido de esta red social. Seguramente, antes de lo que esperamos, tendremos nuevas noticias.

 

 

 

* Por Horacio Garay
Gerente Digital Agencia Cheil