Poetas definen cuál es el significado del amor en la actualidad

Este San Valentín el romanticismo es abalado y discutido por poetas, artistas de la palabra que hacen suspirar de amor a sus lectores.

1604

Cuando se habla del amor se requiere un uso especial del lenguaje, una forma especial de hablar que se acerque a expresar lo inefable. Lo indescriptible del afecto solo logra ser dicho por creadores inspirados en las pasiones más fuertes, las tristezas más profundas y las bellezas más indefinibles. Y aunque el amor verdadero nunca se ha reflejado en las palabras, los poetas se acercan a esta colosal tarea.

Chile, un país lleno de pasiones, también es un país de poetas. Son ellas y ellos los que sacan suspiros de amor a sus lectores, son sus versos los que despiertan las pasiones al ser recitados por amantes a lo largo del país. Sus distintas visiones, declaraciones, tristezas e inspiraciones los incitan a escribir versos de amor.

Este San Valentín, el amor está en boca de los poetas. En conversación con La Nación los autores Charles Alberti Carrilli, María Placer, Erambe María, Mauricio Torres Paredes, Fanny Campos Espinoza y Marta Tolousse dedican palabras al sentimiento, que según dicen, hoy les hace advertir de los peligros que tiene si es mal entendido.

¿QUÉ ES EL AMOR?

Para María Placer (21) “el amor es invención”, es decir, una constante renovación. También, en el sentido de los cambios que genera el afecto, Erambe María (25) dice que es “revolución siempre, o tal vez la droga más consumida en el planeta, transversal, inagotable, adictiva, gratis; bueno, algunos cobran por dar amor o momentos de amor, mensajes de amor, como las prostitutas o el Papa, entre otros”.

La alusión a la fe también está presente en la definición que entrega Charles Alberti Carrili (40), miembro de Santiago Poesía, para quien el amor “es el reflejo cerebral y espiritual de fe, que nos hace mejorar y en el mejorar ‘darnos’ como muestra de bondad al otro(a), sin ni un interés”. Manifestando lo desinteresado del sentimiento.

¿CONSIDERA AL AMOR COMO FUERZA CREADORA?

Para la poeta venezolana Marta Tolousse (27), el creador “ama lo que hace mientras lo hace. Incluso más que el trabajo terminado. Un poeta, por ejemplo, ama el acto de escribir, el acto de búsqueda del poema, de las palabras, ese estado de alerta en la vida”. Las alarmas que emite la vida contemporánea en base a sus preocupaciones también inspiran a los poetas. Alberti Carrili dice al respecto que “junto a los temas contingentes, digamos igualdad de género, todo lo referente a las libertades (tan disminuidas hoy) y la sexualidad, el amor ocupa y ha ocupado siempre un lugar determinante a la hora de crear”.

María Placer, estudiante de arquitectura y editora de la revista Santa Sherwood, reflexiona sobre la forma en que el territorio físico atañe a la creación: “El amor es -en todas sus formas, colores y sentidos- fuerza creadora. Como ideal, es apreciación pura. Creará por ende lo que consideremos correcto. Amar la vida, amarse a uno mismo, amar la tierra, amar las especies, amar a otros, amar la muerte. Todo nos inspira a crear”.

¿SE MUERE EL ROMANTICISMO?

El autor de “Adicción Adicción”, Mauricio Torres Paredes (44), reconoce que el amor romántico está de capa caída en estos días, sin embargo, señala que la lírica puede surgir al “encontrarse, por ejemplo, con una mujer en situaciones inesperadas, donde se presenta la poesía cuando uno comienza a conocer a alguien sin la intención premeditada de conocerla”.

La directora de Ediciones Punto G, Fanny Campos (37), también se refiere al debacle del romanticismo, debido a la violencia hacia las mujeres, lo que fue una inspiración al realizar uno de sus poemarios: “Para escribir ‘Ruleta Rosa’, estudié todos los casos de femicidios cometidos durante el año 2015, y estoy absolutamente asqueada del amor romántico. Todas esas mujeres, y muchas otras que alguna vez hemos sufrido algún grado de violencia en nuestras relaciones de pareja, estaban o están enamoradas de sus agresores, y viceversa”. En esta misma línea, la exactriz Erambe María rechaza la violencia en las relaciones: “Siento que el amor no puede ser daño, puede ser locura, placer, delirio, pero no daño o si no te enfermas y, como está la salud en Chile, uno se muere no más”.

¿POR QUÉ HABLAR DEL AMOR EN LA POESÍA?

Charles Alberti señala a La Nación que la fusión de amor y poesía es una de las primeras fuentes de inspiración a la que se enfrentó, según él “la poesía, por lo menos en mí, comenzó con pocos temas, el amor fue uno de ellos. Hoy me doy cuenta que siempre estará presente, los poetas siempre recurren el amor”.

El poeta Mauricio Torres aclara que el amor es un tópico que trasciende a los versos, empapa otras disciplinas pues “es un tema totalmente fundamental de la poesía, de la ciencia, la religión, el arte. No puede estar afuera porque tampoco está fuera de nuestras vidas”.

Según Fanny Campos, el romanticismo ha sido tratado tantas veces en la lírica que “la única forma de que sea necesario, urgente, hablar de un tema tan trillado como lo es el ‘amor’, es para evidenciar sus violencias inaceptables”

¿A CHILE LE FALTA AMOR?

Fanny Campos dice que a Chile “le sobra un falso amor que sólo esclaviza y destruye; le sobra el amor por la propiedad privada, que se extrapola a las personas (sobre todo a las mujeres), con su modelo de amor romántico posesivo que es capaz de matar y matarse si el otro ya no quiere estar en la relación”. El amor a la privatización también preocupa a María Placer, para quien no solo a Chile le falta afecto, sino que además “al pueblo le falta auto-amarse, a los ricos les falta amar la tierra y no el mineral que pueden extraer de ella. A los chilenos les falta amar más a sus montañas que al turista que las recorre”.

Mauricio Torres manifiesta que pasión y carencia son dos caras de un mismo concepto, él tiene la idea de que “el amor siempre es una falta, entonces siempre no va a ser bastante, por lo tanto todo de alguna manera necesita mucho amor”. Para Marta Tolousse la necesidad de cariño se debe a que “a la agente comienza a faltarle ese combustible para luchar contra la muerte. Quizás esa falta de amor es la que va a causar el Apocalipsis Zombie”.