Explosión que causó cuatro muertos en Bolivia fue un atentado

La explosión ocurrió a solo cuadras del lugar en que ocurrió el estallido que dejó ocho muertos el sábado, ambos en la ciudad de Oruro donde se realiza el carnaval.

243

La explosión que causó la muerte de cuatro personas el martes en Oruro, al sur de Bolivia, fue un “atentado” perpetrado con dinamita.

Se emplearon “aproximadamente más de tres kilos de dinamita”, dijo el comandante general de la Policía, Faustino Mendoza, respecto de la detonación que dejó cuatro víctimas fatales e hirió a otras nueve.

Otra explosión de origen desconocido, ocurrida el sábado durante el tradicional carnaval de esta ciudad, había dejado un saldo de ocho fallecidos.

En este caso, el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, había mencionado que se manejaba la hipótesis del estallido de un cilindro de gas licuado de un vendedor callejero de comida rápida, mientras que la segunda explosión se registró esta semana, a poca distancia de la primera en una calle de Oruro, señaló Mendoza.

El gobernador de la región, Víctor Hugo Vásquez, aseguró sin más detalles que en el segundo caso “estamos seguros que éste es un atentado criminal”.

“No descartamos la posibilidad de que sean dos eventos coordinados las dos explosiones”, declaró por su parte el ministro de Defensa, Javier Zabaleta.

Las calles se vaciaron rápidamente la noche del martes, mientras que efectivos del Ejército salieron a patrullar las zonas cercanas a las dos explosiones.

El presidente Evo Morales expresó sus dudas de que un cilindro de gas licuado haya podido causar tanto daño y ordenó a la policía y las fuerzas armadas tomar acciones precautorias.

Según los primeros informes, no fueron encontrados rastros del cilindro.

Oruro se convirtió en los últimos días en la capital del Carnaval, la festividad folclórica y religiosa más importante de Bolivia, en la que miles de personas bailaron a lo largo de unos cuatro kilómetros de calles y avenidas.