Presidente Colegio de Profesores: Jaime Gajardo prioriza su militancia antes que sus colegas

Así le respondió Mario Aguilar al ex jefe del magisterio, quien contradijo los dichos del gremio respecto de que el Gobierno no cumplió su compromiso de saldar la deuda histórica.

1935

“Vamos a denunciar que el gobierno no cumplió su palabra comprometida y firmada de elaborar las propuestas de solución que no han existido”, sentenció el timonel del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, al criticar que la administración de la Presidenta Michelle Bachelet aún no se hace cargo del compromiso asumido en 2014 respecto de la deuda histórica del Estado con el Magisterio.

Ello en relación a que el mes pasado el dirigente recibió un documento de parte de la ministra de Educación, Adriana Delpiano, que detallaba el número de profesores afectados por el traspaso que en 1981 hizo el régimen militar de los establecimientos educacionales públicos a los municipios, desconociendo el reajuste salarial pactado entonces.

Si bien, Aguilar valoró el reconocimiento del tema pendiente con catastro que indica que a 36 años de ese hecho los docentes involucrados suman 76.253, el 18% de ese total (14.263) han fallecido, no es suficiente si no se ha trabajado en un mecanismo para saldarla como se comprometió el ex titular de la cartera, Nicolás Eyzaguirre, cuando Jaime Gajardo lideraba a la orden.

“Lamentablemente el colega Jaime Gajardo una vez más se pone a favor del Gobierno y no de sus profesores, porque efectivamente hay un documento de noviembre de 2014 firmado por el entonces ministro de Educación y que señala en el punto 5 que se formará una mesa para abordar propuestas de solución, y lo señala en términos explícitos de ese modo”, lo que fue desmentido por el ex presidente de los maestros.

“Eso es absolutamente falso. El compromiso solo era crear una mesa de diálogo para conversar sobre el tema”, dijo Gajardo a El Mercurio en relación al protocolo de acuerdo suscrito entonces.

Aguilar fue más allá y sostuvo que “estamos hablando del documento relativo a la llamada agenda corta que se negociaba ese año y que entre otras cosas dio origen a lo que se llamó en su momento la rebelión de las bases cuando miles de profesores en todo el país espontáneamente paralizaron descontentos con la gestión del propio Jaime Gajardo”.

Ello demuestra, recalcó, que el ex dirigente prioriza una vez más su militancia en la coalición de gobierno por sobre la defensa de los intereses de los profesores. “Sale hablando que sólo se formó una mesa para conversar, pero yo quiero insistir que el documento señala clara y explícitamente que la mesa se forma para a bordar propuestas de solución y no simplemente un listado de docentes afectados como está ocurriendo hoy día”.

Subrayó que mientras, el Magisterio entregará el oficio de respuesta del Mineduc a la Organización Internacional del Trabajo y añadió que espera que el próximo gobierno se haga cargo del tema y tenga la voluntad de resolverlo.