Denuncian torturas en entrenamiento policial que causó una muerte en Argentina

Otros 14 cadetes fueron hospitalizados por deshidratación, tras entrenamiento bajo 40°C de calor y donde, según familiares, se les prohibió beber agua.

235

Los familiares de los cadetes de policía que fueron sometidos a un entrenamiento bajo intenso calor denunciaron que estos sufrieron torturas. El incidente ocurrió en la La Rioja, en el noroeste de Argentina, causó la muerte de un cadete y la internación de otros 14.

“Lo que le hicieron a los chicos ese día no fue un entrenamiento. Los maltrataron, les pegaron, les hicieron barbaridades. A mi hermano lo mataron. Parece un relato de la dictadura militar”, denunció Roque Garay en declaraciones a FM La Patriada.

Su hermano, Emmanuel Garay (19) falleció el sábado, cinco días después de haber sido hospitalizado por deshidratación extrema con falla multiorgánica. Otras 14 personas fueron ingresadas con cuadros similares aunque de distinta gravedad.

“Hay otros chicos que están luchando por su vida. Mi hermano no es un caso aislado que se cayó solito porque no estaba preparado físicamente”, abundó Roque Garay al calificar de “criminales” a los que estuvieron a cargo de la práctica, denunciados penalmente por la familia.

Hace una semana, en el primer día de instrucción, los cadetes de policía de la provincia de La Rioja fueron sometidos a un durísimo entrenamiento bajo el sol, en una jornada con temperatura de 40 grados Celsius y sin que se los dejara tomar agua, relató a radio FM La Patriada el ministro de gobierno provincial, Juan Luna.

Según Luna, fueron 15 los internados entre el lunes y el miércoles de la semana pasada.

“Lo que pasó es gravísimo. Estamos consternados. No debió ocurrir”, dijo Luna.

El gobierno provincial abrió una acción penal, separó a la cúpula policial y la justicia ordenó el arresto de cuatro comisarios y cuatro oficiales, acusados de homicidio e incumplimiento de deberes de funcionario público.

La ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich, expresó vía Twitter “mucha tristeza” por la muerte de Garay.

“Todos debemos redoblar esfuerzos para evitar que se repitan estas prácticas”, tuiteó Bullrich, una defensora de las fuerzas de seguridad.

DENUNCIA DE MALTRATO

Graciela Chumbita es la madre de Jacqueline, una cadeta policial de 19 años que estuvo en la misma práctica que Garay y hace una semana está hospitalizada, aunque mejora lentamente.

“Mi hija está muy delicada. Ella ha ido con un sueño (de ser policía) pero le pegaron, le rompieron las ropas. Fue muy maltratada”, relató al canal TN en La Rioja.

Señaló a “cadetas del tercer año” como las responsables de la práctica. “En el baño le ordenaron que se desvista y si no se desvestía le pegaban en los tobillos, le pegaban con un palo de escoba”, precisó.

Tras el entrenamiento, Jacqueline se fue junto a otra cadeta en moto hasta el hospital y al llegar al recinto se desmayó.

“A mí me avisaron del hospital, la policía nunca me llamó”, afirmó la madre, una enfermera viuda que no se aleja de su hija desde que está hospitalizada.

En Argentina, el episodio hizo evocar al “Caso Carrasco”, cuando en 1994 fue asesinado el soldado conscripto Omar Carrasco durante un “ejercicio” en un cuartel del ejército en Neuquén (sudoeste). El hecho, que conmocionó a los argentinos, marcó el fin del servicio militar obligatorio, vigente desde 1901.