Diputada Rubilar: “Superintendencia de Salud lleva cuatro años de vacaciones”

A juicio de la legisladora la nula acción fiscalizadora del ente ha hecho que los afiliados de la ex isapre MasVida no reciban las prestaciones que corresponden ni se les vendan los planes que requieren.

3176

“Se prometió que los afiliados no tendrían problemas y hoy nos aseguran que no se están vendiendo planes a mujeres en edad fértil, que se están aumentando las primas de riesgo y los costos del GES”, acusó este viernes la diputada independiente, Karla Rubilar.

La legisladora reprochó así a la Superintendencia de Salud que desde que resolvió hace un año el traspaso de la quebrada isapre MasVida al grupo Nexus, los cotizantes no han podido acceder a prestaciones ya que la entidad les ha puesto diversas trabas como las que señala.

En todo este período, explicó la parlamentaria que dejará su cargo en el 11 de marzo próximo, la institución que dirige Sebastián Pablovic no ha intervenido para que la prestadora de salud cumpla con lo comprometido para conservar a sus clientes.

Queremos pedirle a la máxima autoridad fiscalizadora de salud que se pronuncie respeto de la isapre Nueva Masvida. Tenemos información de que están vendiendo planes con coberturas que finalmente no se cumplen”, dijo.

Añadió que entre las denuncias que ha recibido están los pacientes que llegan a instituciones médicas a tratarse y en vez de atenderlos los están derivando a las oficinas de la aseguradora.

La diputada acusó a Sebastián Pavlovic, superintendente de Salud, de no haber velado por los afiliados, poniendo en riesgo que el fisco salga perjudicado con demandas y querellas.

La Superintendencia se dedicó a patear, como se dice en buen chileno, todos los procesos para que al próximo gobierno le toque enfrentar las impugnaciones y los juicios por las irresponsabilidades del ente fiscalizador frente a los incumplimientos de la antigua isapre”, espetó.

Ello, sostuvo, porque no ve que hagan visitas mensuales, que se revisen “con claridad y transparencia” de los estados financieros.

Nosotros creemos que la Superintendencia, lamentablemente, en este tema estuvo cuatro años de vacaciones y queremos saber qué está haciendo hoy por proteger a los afiliados”.

Leyla Pino, asesora de la Federación de Sindicatos de Isapres y apoderada del Sindicato de Nueva Masvida, también se sumó a la denuncia y acusa que los trabajadores están siendo vulnerados y que existen pagos de sueldos y cotizaciones pendientes hace un año.

“También nos preocupan los afiliados, que siguen siendo discriminados por ser parte de la antigua isapre Masvida, porque cuando quieren cambiarse de plan, no les dan alternativas, muchos planes ya no existen y han aumentado algunos factores de riesgo”.