Gobierno y oposición fracasan en acordar fecha de elecciones en Venezuela

La oposición demandó la habilitación de partidos políticos que fueron excluidos recientemente de las elecciones y la liberación de "personas detenidas".

124

El Gobierno de Venezuela y la oposición fracasaron en su intento por acordar una fecha para las elecciones presidenciales en un diálogo en Santo Domingo, República Dominicana, según anunció este miércoles el Presidente dominicano, Danilo Medina, quien señaló que el proceso entra en un “receso indefinido”.

“Lamentablemente esta vez no pudimos llegar a un acuerdo, pero tenemos la esperanza de que las partes puedan encontrarse en Caracas y producir de nuevo acercamientos que permitan sentarse y sacar un documento definitivo”, declaró Medina tras reunirse con los delegados de la oposición.

El Mandatario dominicano aseguró que las partes acordaron el martes que los comicios, en los que el Presidente Nicolás Maduro aspirará a la reelección, se realizaran el 22 de abril, tras un tira y afloja de fechas en el que el Gobierno pedía que fueran el 8 de marzo y la oposición el 10 de junio.

Pero los delegados de la oposición presentaron este miércoles observaciones al texto, que no han sido precisadas, mientras que Maduro dijo “que solo firmará el documento” que estaba sobre la mesa el martes, de acuerdo informó Medina.

Según el Presidente dominicano, pese a que no hubo acuerdo, tanto el Gobierno como la oposición le manifestaron su deseo de mantener abierta la “puerta al diálogo”.

La oposición, entre sus peticiones durante el proceso, demandó la habilitación de partidos políticos que fueron excluidos recientemente de las elecciones y la liberación de “personas detenidas”.

Medina dijo que, con la mediación de Rodríguez Zapatero, el oficialismo venezolano accedió de palabra a esas dos demandas. “Verbalmente para el Gobierno se llegó a un acuerdo bajo la mediación de Rodríguez Zapatero en esos dos puntos”, aseveró.

Las elecciones presidenciales fueron adelantadas por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente para antes del 30 de abril, sin fecha definida, descolocando a una oposición debilitada y fracturada, que aún no ha decidido si irá a primarias o escogerá por consenso un candidato único.