Demandan a Carabineros por asesinar a patadas a una mascota en medio de operativo policial

Personal policial ingresó al hogar de la víctima en busca de un narcotraficante que ya no vivía en el hogar, y aunque se dieron cuenta de su error, no cesaron su violento actuar.

878

Luis Alejandro Flores Leiva presentó una querella criminal en contra de un grupo de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la 14ª Comisaría de Carabineros de San Bernardo, que ingresó a su domicilio con violencia, lo agredieron en frente de sus dos hijos menores de edad y dieron muerte a su mascota.

Los funcionarios policiales ingresaron a la casa de la víctima en San Bernardo el 6 de diciembre de 2017, buscando a un narcotraficante que vivía antiguamente en dicha vivienda, pero que no era Flores Leiva, y pese a que Carabineros se dio cuenta de su error, no cesaron su violencia.

La querella detalló que “…un carabinero del GOPE (…) toma al perro ‘Joaquín’, lo saca al patio trasero donde le pega dos patadas. La segunda de esas patadas hace que el perro de un fuerte grito de dolor y finalmente, le provoca la muerte tras estrellarse contra la muralla del patio. El carabinero en cuestión, entonces, comienza a gritar de forma burlesca y descontrolada ‘lo maté, lo maté’”.

Querella criminal presentada por Luis Alejandro Flores Leiva

El abogado de Flores Leiva, Cristián Apiolaza, señaló a La Nación que “para la familia de Luis lo más terrible fue lo que pasó con el perrito ‘Joaquin’, que uno de los funcionarios lo mató en el patio de la casa, se burlaron de él y después tomaron el cuerpo del perro y se lo llevaron en un carro policial. Hasta la fecha la familia no tiene idea dónde está el perro“.

Según informó el abogado, posterior al hecho, carabineros de la comisaria se comunicaron con Luis por teléfono, invitándolo a solucionar el problema y llegar a algún tipo de acuerdo, lo que no se llevó a cabo por consejo de Apiolaza, quien sostuvo que este llamado fue “fuera de toda formalidad“.

Daños tras el ingreso de Carabineros al domicilio de Luis Flores.

El abogado señaló que “aquí hay un error de la inteligencia policial, porque supuestamente el día de los hechos Carabineros le dice a Luis que ellos no están cometiendo ningún error, porque hace más de tres meses que están vigilando la casa, y claramente se equivocaron“.

Respecto a esto, Apiolaza precisó que buscan que “se establezcan ciertas responsabilidades a nivel de institución, porque para que Carabineros haya podido ingresar a esa casa, previamente tiene que haber una autorización tanto de la Fiscalía, como de un tribunal, entonces lo que nosotros suponemos es que ninguna de esas autoridades revisó bien el procedimiento“.

Los denunciantes van a presentar la próxima semana una carta a la Dirección General de Carabineros para solicitar un sumario en paralelo a la querella, junto a una carta a la Fiscalía Nacional, para que realicen una investigación sobre por qué se solicitó una firma al poder judicial sin revisar lo que Carabineros estaba haciendo.

Con esta querella, la familia busca que este hechose sepa, que no se acalle y que exista algún tipo de sanción, que probablemente sea que a estas personas las saquen de la institución“, enfatizó Apiolaza.