DATO: Seis claves para detectar falsos avisos de arriendo

Identificar los patrones de conducta que tienen los criminales que publican falsos avisos de arriendo puede ayudar a evitar caer en las estafas.

1686

La mayoría de los delincuentes que realizan estafas de arriendos durante época estival se resguarda tras del anonimato de internet.

Por lo mismo, la mejor forma de no caer en este tipo de timo, es tener bien claro cuáles son los patrones comunes que tienen los falsos avisos de propiedades en arriendo publicados en la web.

En ese sentido, el director ejecutivo del Círculo de Corredores de Propiedades, Tomás Mena, entrega seis características usuales de las publicaciones fraudulentas, que usted debe chequear sí o sí antes de tomar la decisión de arrendar:

1.- El primer síntoma de las publicaciones falsas es cuando se solicita un pago por anticipado, pero no se permite ir a ver el inmueble. Por lo mismo se recomienda que incluso si no se puede ir a ver la propiedad se solicite la visite, para constatar la reacción del oferente.

2.- Ojo cuando no hay coherencia entre el valor del arriendo y el precio de mercado de la propiedad. Por norma, todos los estafadores caen en la tentación de ofrecer propiedades de alto estándar a precios muy bajos. Pero, simplemente por un tema de oferta y demanda, lo lógico es que una propiedad de mayores comodidades sea más costosa.

3.- Mirar con atención las fotografías mostradas en el aviso. Habitualmente los delincuentes utilizan imágenes sacadas de Google u otros sitios para la publicación fraudulenta, por lo que se pueden rastrear en la web para chequear si hay duplicidad en otros arriendos.

4.- Consultar a una corredora de propiedades, pero no a cualquiera. En ese sentido, poner atención de que la corredora sea una empresa formalmente establecida, con RUT, oficinas, responsables legales claramente indicados, teléfonos de contacto, página web, entre otros aspectos.

5.- Para arrendar a través de sitios web, preferir portales establecidos y especializados. Evitar las publicaciones “sueltas” de páginas que facilitan la compra y venta general de productos y servicios, pues no cuentan con respaldo.

6.- Revise si la publicación tiene el sello del Círculo de Corredores de Propiedades, que está presente en aquellas propiedades en arriendo con seriedad certificada.

La estafa más común

La estafa más común es cuando el criminal se hace pasar por alguien que está en el extranjero o lejos de la zona de arriendo. Habitualmente, escribe una mezcla entre español y otros idiomas en los correos que se intercambian, pide que se deposite por adelantado para ir a ver la propiedad, aludiendo a que las llaves las tiene el conserje o cuidador. Además, manda un falso link de la publicación, supuestamente alojada en prestigiosos sitios mundiales de arriendos de propiedades.

“El 99% de estos casos terminan siendo estafas, es un relato muy común que hemos detectado, por lo mismo, si las personas se topan frente a una publicación con estas características, lo mejor es ir por otra opción”, explica Tomás Mena.