¿Vienes a estudiar a Santiago?: Las mejores alternativas para vivir en la capital

Quienes se trasladan a vivir a la capital deben informarse sobre la seguridad del entorno, transporte, alimentación y el acceso a Internet, entre otros.

390

Hace algunos días se dieron a conocer los resultados de la postulación a las universidades y muchos jóvenes al decidir en qué institución matricularse, debieron realizar un cambio de residencia al postular en universidades o institutos de Santiago.

De acuerdo al Consejo Nacional de Educación, en 2017 el 47% de los alumnos de educación superior estaban matriculados en una institución de la Región Metropolitana. Es por esto que existen diferentes opciones para aquellos estudiantes que se ven en la obligación a llegar desde otras regiones a vivir a la capital y es se suma importancia informarse sobre la seguridad del entorno, transporte, alimentación y acceso a Internet.

Una de las opciones más populares para vivir en Santiago es compartir departamento con un roommate, con quien se reparten los gastos y las responsabilidades. Sin embargo, compartir vivienda con otras personas, a veces provoca conflictos que son imposibles de evitar y por ende, se elige la opción de arrendar un apartamento para uno solo.

Una alternativa clásica

Sin embargo, muchas veces el presupuesto no da para vivir solo, por lo que unas de las opciones clásicas que presenta el mercado es Residencias Universitarias, que cuenta con tres sedes: dos en Providencia y una en Ñuñoa, las que durante más de 20 años han alojado alrededor de cinco mil jóvenes, tanto chilenos como extranjeros.

Residencias Universitarias

Digna Gutiérrez, administradora de Residencias Universitarias, señaló a La Nación que “por ser una residencia abocada principalmente al alojamiento de estudiantes cuenta con un reglamento interno que vela por mantener el orden y la tranquilidad de sus huéspedes, el cual forma parte integral del contrato de hospedaje”.

Esta residencia mixta cuenta con servicios de Wifi, lavandería, TV Cable, salas de estudios, pero el pago de los servicios no incluye alimentación, por lo que en cada una de sus sedes hay cocinas totalmente equipadas.

Todas las comodidades en un solo lugar

Otra opción, es Livinn Santiago, un nuevo concepto de alojamiento para estudiantes, y que a casi un año de su arribo al país, ya congrega a estudiantes de más de 20 ciudades de todo Chile, además de jóvenes provenientes de más de 35 países y sus precios van de los $ 230 mil a los $ 550 mil mensuales.

Eduardo Regonesi, gerente de marketing de Livinn Santiago, sostuvo a La Nación que en 2017 el 80% de sus huéspedes eran extranjeros, lo que aumentó al 90% en el segundo semestre. Además, precisó que las reservas las hacen en un rangode ocho meses a el mismo día, pero el promedio es de entre dos a tres meses antes de venir”.

Livinn Santiago

Esta residencia ubicada en la calle Lord Cochrane 166, recibe a estudiantes entre 18 y 26 años, quienes al aceptar el contrato deben firmar el manual de residentes y “cuenta con guardias las 24 horas del día, la seguridad de los residentes es muy importante, sobre todo para los papás, que cuando están lejos es importante saber que el hijo está cuidado”, contó Regonesi.

Lo innovador de Livinn Santiago es su software para residentes, “Roommate matching“, donde si no quieres vivir solo, en la aplicación pones tus intereses y “nosotros te hacemos un match con la persona que más calce con los que estás buscando“, precisó el gerente de marketing.