Trabajadores del Sename: “También tenemos derecho a un ambiente laboral digno y sano”

Dirigente de una de las agrupaciones de funcionarios del Sename dijo a La Nación que el informe del INDH sobre la situación de los menores es “más de lo mismo” porque no ha habido la voluntad política de mejorar su situación y la de quienes están a cargo de ellos.

522

¿Dónde está la línea, el límite entre reprender para enseñar y la vulneración de derechos? Eso, como trabajadores, nos deja en el aire, porque no estamos capacitados para entender estas nuevas lógicas”.

Esa es la impresión que dejaron en el presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Regionales (Anfur) del Servicio Nacional de Menores (Sename), Luis Cortez Bosh, las conclusiones del informe dado a conocer por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sobre la situación que viven los niños, niñas y adolescentes a cargo de los centros de administración directa y colaborativa de la repartición.

Contactado por La Nación, el dirigente de una de una de las tres principales agrupaciones (Anfur, Afuse y Antrase) de trabajadores de los hogares que sustenta el Estado, señaló que “la primera reflexión es que fallamos como servicio en la supervisión”, considerando que el 80% de los abusos cometidos contra menores de edad corresponde a las instituciones coadyudantes del Sename.

Indudablemente que toda agresión a un niño o adolescente es repudiable, el tema está en cuando se establecen los castigos como vulneraciones de derechos en un contexto de menores de edad que están en un proceso emanado por un tribunal, no los vamos a buscar a la calle, y que habitan en un centro donde tiene que haber cierta normativa que permita generar un orden. No se trata que alguien pueda hacer lo que quiera”, explicó.

Subrayó que hasta ahora hay protocolos para proceder en los centros y los hogares colaborativos no tienen pero se guían los de la institución pero, indudablemente, debe estar establecido y protocolarizado cuáles van a ser las consecuencias de un acto de un niño que haya cometido una acción.

Hoy es muy complejo para nosotros como funcionarios trabajar con los niños, niñas y adolescentes porque no sabemos cómo tratarlos, cómo poder formarlos y vincularlos porque cualquier cosa hoy día es tildada de agresión, de sanción, de todo. No lo puedes por ejemplo levantar a la 09:00 de la mañana porque eso de acuerdo al informe pasaría a ser un maltrato”.

Entonces, ¿hay una falencia institucional en torno a preparar a los funcionarios respecto del trato con los menores de edad a su cargo?

“Sí, exacto. Es cómo voy a formar a los chicos en el contexto que están vulnerados, que son complejos, que vienen de familias disueltas, que tienen algunos problemas siquiátricos, graves problemas de droga, han sido abusados, entonces cuál es la línea de acción para esos chicos. Ahí nos preocupa el fondo ¿qué hemos avanzado? Nos preocupa, porque qué hacer con el Sename, si dividirlo, cambiar el nombre o meterle más plata, no es lo más importante. Como trabajadores creemos que no, hay un tema de modelo que tenemos que estudiar de cómo vamos a formar a estos chicos, cuál va a ser la intervención con ellos. No he escuchado en la discusión sobre los modelos de intervención modernos, nuevos para estos chicos”.

DÓNDE QUEREMOS IR Y CÓMO LO HACEMOS

El timonel de la Anfur enfatizó que le han planteado este escenario a todos los gobiernos que los modelos y protocolos vigentes no van de acuerdo a las políticas que se aplican en la actualidad en países de Europa o en Canadá, donde los funcionarios no trabajan más de seis horas por el desgaste que implica tratar con menores de edad con las características y entorno social descritos cuando en Chile están 24 y hasta 36 horas por falta de personal.

Hablan de cambios en el Sename pero a dónde queremos ir, qué y cómo lo vamos a hacer, cuál va a ser el trabajo con los chicos, sobre todos con los abusados sexualmente. Entonces, no es la denuncia la que tiene que prevalecer para nosotros como trabajadores sino el trabajo integral con los chicos”, recalcó, añadiendo que “hemos pedido que se genere una infraestructura adecuada para los pequeños y no se ha hecho”.

TAMBIÉN SUFRIMOS AGRESIONES

Respecto al tema de la agresión Cortez Bosh recalcó que no sólo son los menores de edad a cargo del Sename los que sufren agresiones.

Nosotros tenemos todos los días funcionarios agredidos, hombres y mujeres, sobre todo funcionarias, es cosa de ver el registro en la mutual, que han sido brutalmente agredidas por los jóvenes, incluso algunas que han sufrido intentos de abuso por parte de ellos. Y eso es parte de nuestro clima de trabajo, hay funcionarios que trabajan entre 24 y 36 horas continuas”.

Por ello sostuvo que es urgente contar con un “nuevo modelo, nuevo trabajo y nuevo trato. Siempre salimos en los medios por las cosas malas, pero no se muestran los paseos que le damos a los niños, campamentos, actividades, las agresiones hacia los niños son sumariadas y sancionadas”.

DISCURSO VERSUS REALIDAD

En cuanto a lo que espera hacia adelante en materia de mejoramiento del Sename, el dirigente indicó que lo primero es tener una visión global de la realidad que vive el organismo y preguntarse  “¿por qué estos chicos llegaron al Sename, qué pasa con ellos, con sus padres, con sus familias?”.

“Cuando en un centro tienes 90, 100 chicos, es porque en la sociedad está pasando algo grave, porque trabajar con las familias no es sólo una entrevista, en qué momento se trabaja y se le entrega el niño a la familia si esta sigue igual”.

Por ello dijo que “esperamos que el nuevo gobierno tenga esa posibilidad, la quiera o busque trabajar en serio el tema para efectivamente podamos dar una respuesta efectiva a este informe. Al final, esperamos avances pero que sean sustantivos”.