Otro problema de Caval: Ordenan desalojo de su oficina en Providencia por deuda de arriendo

El tribunal pidió avisar de cualquier oposición a la entrega de los cinco inmuebles, ya que, de ser necesario, se pediría la intervención de la “fuerza pública”. 

426

El 4° Juzgado Civil de Santiago ordenó el desalojo de las oficinas de la sociedad Caval en Providencia por una deuda de $ 26 millones en el contrato de arrendamiento con promesa de compra. La acción judicial se encuentra detenida por un recurso presentado ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

Según publicó este lunes La Tercera, la notificación de desalojo se realizó el miércoles 10 de enero en el séptimo piso del edificio ubicado en Eliodoro Yáñez 2979, donde la sociedad Caval ocupa cinco oficinas que la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet adquirió en diciembre de 2014 a través de leasing, es decir, mediante un arriendo con promesa de compra.

En la resolución de la magistrada María Paula Merino, dictada 24 horas antes, el tribunal pidió avisar de cualquier oposición a la entrega de los cinco inmuebles, ya que, de ser necesario, se pediría la intervención de la “fuerza pública”.

Según el informe del receptor judicial, aunque tres de las oficinas estaban vacías, en las otras fue recibido por dos personas adultas “quienes manifestaron oponerse a la diligencia”, señaló el texto.

El origen de este desalojo se remonta al 30 de diciembre de 2014, cuando Compagnon, como socia de Caval y representante legal de Inmobiliaria e Inversiones San Lucas S.A., selló con Tanner Leasing S.A. un contrato de arrendamiento, con promesa de compra, de las oficinas en Providencia. En esa fecha, Caval ya tenía las $ 6.500 millones que destinaría a la compra de los terrenos en Machalí.

El acuerdo con Tanner Leasing S.A. consistía en realizar 121 pagos por un total de 21.418 UF ($ 574 millones), que terminaría el 4 de junio de 2025. Fue así como las modernas instalaciones del edificio Studio Office, emplazado a pasos de la estación de Metro Cristóbal Colón, permitieron reemplazar las antiguas oficinas de calle Nevería donde hasta entonces funcionaba la empresa Caval.

Sin embargo, el estallido del escándalo por la compra de terrenos en Machalí incidió en el incumplimiento del pago de los arriendos desde junio de 2016. Este hecho llevó a que la empresa Tanner Leasing S.A. demandara a Compagnon en su calidad de representante de Inmobiliaria e Inversiones San Lucas S.A., sociedad que mantiene vigente junto a su madre, Margarita Soto.

Los intentos por frenar esta arremetida legal obligaron a las empresas vinculadas a Compagnon a desembolsar en enero de 2017 la suma de $ 37,5 millones para tratar de llegar a un acuerdo. Pero el esfuerzo resultó infructuoso: “Tal cancelación no enerva la acción, toda vez que solo se ha hecho pago de las rentas morosas vencidas”, detalló un documento de los demandantes contenido en el expediente.