La plataforma de aplicaciones para organizar ayuda en caso de catástrofes

La iniciativa une a la Universidad de Santiago de Chile y ONEMI firman convenio que permite el perfeccionamiento y proyección de aplicaciones diseñadas por el equipo de la Casa de Estudios.

273

Chile es un país cuyo territorio ha sido afectado por distintos desastres de origen natural a lo largo de la historia, en respuesta a esa característica, investigadores, estudiantes y profesionales de la Universidad de Santiago de Chile crearon una plataforma informática para enfrentar catástrofes de ese tipo.

Aplicaciones de software para las áreas de coordinación de voluntariado y ayuda humanitaria, así como también otras que posibilitan el aporte de un nuevo tipo voluntariado en Chile, los llamados “voluntarios digitales”, quienes son personas que donan su tiempo para ayudar a construir mapas de situación en tiempo real y buscar información en redes sociales para detectar necesidades.

En este contexto, este viernes autoridades de ONEMI y la USACH, firmaron un convenio de colaboración con la finalidad de dar continuidad a la segunda fase de esta iniciativa impulsada por el Departamento de Ingeniería en Informática de la casa de estudio. De esta manera, ambas instituciones aúnan esfuerzos para consolidar dicha plataforma, a través de la instalación de capacidades humanas y tecnológicas en pro de la gestión en reducción de riesgo de desastres.

El bien público creado en el proyecto tuvo como base el proyecto Fondef IDeA “Plataforma de Apoyo a la Gestión de Emergencia y Aplicaciones” de la Universidad de Santiago, que permitió la creación de un conjunto de aplicaciones de software de dominio público pensadas para dar respuesta rápida y efectiva a la ciudadanía en caso de desastres de origen natural.

Para el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi “este sistema de recolección y despliegue de información de actividades de usuarios de la plataforma informática, constituyen el primer esfuerzo de investigación y desarrollo realizado en Chile por acercar el mundo de las aplicaciones de software sociales y humanitarias, a los procesos formales de toma decisiones de las autoridades con responsabilidades en la protección civil frente a catástrofes”.

Por su parte, Ricardo Toro, Director Nacional de Onemi, declaró que “en el contexto de nuestra vinculación con el mundo científico –académico, nos parece fundamental el apoyar y trabajar junto a entidades que están generando un aporte desde la mirada de la investigación y desarrollo tecnológico. En un país, altamente expuesto a amenazas de origen natural y generadas por la acción humano, toda contribución que permita potenciar el trabajo realizado tanto en prevención, preparación y respuesta frente a emergencias, es un beneficio directo para el país”.

Para el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Claudio Martínez, la vinculación de este proyecto con una realidad país se revela en su pertinencia, dado la envergadura que supone la gestión de ayuda en catástrofes naturales.

En cuanto al documento, señaló que “Este convenio interorganizacional da cuenta de que nuestra Universidad trabaja para el progreso de nuestra sociedad, desarrollando innovadoras propuestas frente a asuntos sumamente relevantes. Tal es la importancia de aportar a esta materia, que incluso la Red de Investigación de las Universidades Estatales la ha definido como una de sus prioridades”.

El documento de convenio firmado por ambas partes tiene por objetivo general “Consolidar una plataforma informática de desarrollo, despliegue y ejecución de aplicaciones de software basadas en conceptos de computación social y humanitaria, con características que les permitan ser un apoyo efectivo a las víctimas, al voluntariado y la gestión de emergencias y la coordinación de ayuda humanitaria”. Además, permite una segunda etapa del proyecto IDeA y la utilización y perfeccionamiento por parte de la Onemi de las aplicaciones desarrolladas.