Consejos para ahorrar: ¡Ojo! La clave no es dejar de comprar

Si quiere dejar de endeudarse lea estas recomendaciones para lograr ahorrar o invertir estableciendo un presupuesto con flexibilidad para gastos.

893

El sobre endeudamiento aflige a los chilenos que no logran moderar su tendencia al gasto por sobre el presupuesto sucede cuando se adquieren deudas que no pueden ser solventadas por quienes las contraen, por ser muy numerosas o sobrepasar la capacidad de pago.

Para esto hay varios consejos útiles que ayudan a mesurar los hábitos de consumo. La clave no está en dejar de comprar, sino en aprender a elegir el momento propicio. Para esto existe “Finanzas Prácticas”, un listado de consejos para racionalizar los gastos.

Para evitar dañar las finanzas:

Controlar las ansias de comprar: analizar si el producto o servicio cubre una necesidad o un deseo.

Planear las compras: es útil hacer un listado de lo que es necesario durante el mes.

Disfrutar de un pasatiempo: dedicar el tiempo a una actividad agradable permite reenfocar prioridades y disminuir la ansiedad por las compras.

Paso a paso de comprar con mesura

1. Elaborar un presupuesto, es una herramienta muy útil en las finanzas, pues permite visualizar todos los ingresos disponibles y los pagos que se harán durante el mes.

2. Organizar y calcular de forma sistemática los pagos a rubros básicos (alimentación, servicios, transporte, etc.). Idealmente se recomienda llevar un registro detallado.

3. Llevar un registro para conocer con exactitud cada salida de dinero, lo que permite identificar los gastos que pueden reducirse o eliminarse.   

4. Comparar precios de distintas marcas o comercias y analizar ofertas permite tomar mejores decisiones.

5. La clave está en la organización. Es sensato destinar una parte del presupuesto mensual para gastos libres, pero hay que cuidar no excederse del mismo.

Consejos básicos para evitar el sobreendeudamiento:

Antes de solicitar un nuevo crédito se deben analizar las deudas actuales para evitar salirse de control. Una señal de alerta de que se está al borde de un sobreendeudamiento es cuando la persona se siente frustrada al realizar sus pagos, evita atender las llamadas de acreedores y recibe avisos de facturas vencidas.

Hacer un recuento de los ingresos netos y los gastos fijos, de esta manera se establece el presupuesto disponible para cubrir las deudas.

Definir prioridades y recortar los gastos, evitando compras por impulso, siendo esta la parte más importante para ahorrar dinero y cubrir lo más pronto posible las deudas actuales.

Organizarse y establecer un plazo de pago para cubrir la deuda. En este paso es importante acudir con la institución o empresa acreedora y acordar un plan de pagos.

Buscar la manera de aumentar ingresos, iniciando un nuevo emprendimiento, un proyecto como freelance o un trabajo de fin de semana para generar una fuente de ingresos adicional.

Importancia del ahorro

El hábito de ahorrar debe ir acompañado de la decisión de dónde guardarlo, que puede ser una cuenta de ahorro, hacer inversiones a largo plazo o tener un fondo de inversión. Está decisión es importante para determinar que el ahorro estará seguro, además de obtener intereses o ganancias sobre la cantidad invertida.

El primer paso es determinar metas a futuro. Comprar una casa, pagar una boda o realizar un viaje, son motivaciones claras para destinar cierta parte de dinero al ahorro.

Elaborar un presupuesto y llevar un registro de gastos. Saber de antemano el límite de lo que se puede gastar ayuda a fijar expectativas, y el registro permite evitar la sensación de que el dinero está disponible cuando en realidad ya se dispuso de él.

Planear las compras. Definir los gastos frecuentes y esporádicos para que en los casos posibles pueda planificarse con anticipación y aprovechar descuentos.

Más opciones de ahorro. Buscar otras formas de ahorro, como reducir el consumo de servicios en el hogar, evaluar los hábitos de consumo, ser más consciente en la compra de productos, evitar el desperdicio, etc.

Reflexionar antes de cada compra. Aprovechar ofertas puede ser una cualidad, sin embargo, las ofertas de temporada pueden convertirse en una tentación. Siempre se debe ir con el objetivo en mente para detenerse a pensar si el artículo es de primera necesidad.