Hospital de Rancagua: Suben a 88 las personas fallecidas en listas de espera

Además, la fiscalía indaga posibles delitos de fraude al Fisco, por el pago de bonos, falsificación de instrumento público y cuasidelito de homicidio. 

745

La Fiscalía Regional de O’Higgins informó que subió de 16 a 88 el número de personas fallecidas, mientras se encontraban en lista de espera por Garantías Explícitas en Salud (Auge o GES) en el Hospital de Rancagua. Este aumento se detectó en el marco de la investigación por la presunta reducción artificial de los listados de atención médica.

Según consignó este jueves La Tercera, esta información fue entregada el martes por el fiscal regional Emiliano Arias, en una sesión secreta de la comisión de la Cámara de Diputados, que investiga la adulteración de las nóminas de lista de espera entre 2012 y 2016, las que debieron haber recibido atención garantizada, sin embargo, fueron sacadas de manera eventualmente fraudulenta del sistema. 

Arias explicó el nuevo registro de los decesos, el cual se hizo luego de analizar un grupo de casos, aleatoriamente a nivel nacional, por lo que el número de personas muertas en listas de espera podría seguir aumentando.

Entre las diligencias que realizó el fiscal Arias, está la incautación de documentos en Fonasa, del Servicio de Salud, donde se requisaron correos electrónicos, y también se solicitó a la Superintendencia de Salud el análisis de las listas GES desde 2012 a 2016.

Fuentes del caso indicaron que esta última petición al organismo fiscalizador es a nivel nacional para detectar los antecedentes que puedan ser similares a lo ocurrido en el Hospital de Rancagua.

Juan Luis Castro (PS), presidente de la comisión investigadora, declaró que “hay información parcial que aún no está totalmente procesada, no hay un balance definitivo. Toda persona que muere es grave, pero eso se está investigando. Lo que sí está claro es que hay un desorden que a lo menos tiene que ser indagado”.

La comisión deberá determinar las responsabilidades administrativas y políticas del caso, donde, hasta ahora, se analiza proponer una modificación al sistema de las listas de espera, dado que, según algunos parlamentarios, el proceso pasa por “muchas manos” y no está a cargo de alguien en específico.