Millaray Viera reveló terrible secuestro que sufrió cuando vivía en México

La hija de Gervasio confesó que lo más terrible fue verse enfrentada a un abuso de carácter sexual, donde los sujetos que los secuestraron la manosearon.

2370

Millaray Viera fue una de las invitadas al programa “La Divina Comida“, donde relató por primera vez en televisión el secuestro que sufrió cuando vivía en México junto al cantante Álvaro López, su exmarido.

La hija de Gervasio contó que junto a López habían asistido a un concierto de Manuel García y al retirarse se subieron a un taxi que los llevaría a buscar a su hija que estaba al cuidado de su tía. “El taxista como que empezó a andar más lento de la nada y se subieron dos tipos, uno atrás y uno adelante”, detalló Viera.

“El de atrás se puso al medio de entre yo y el Álvaro. Los dos ojos vendados y amenazados, que ‘los vamos a matar’”, continuó contando la panelista de “Muy Buenos Días”, agregando que le robaron todo, hasta las argollas de matrimonio.

Su miedo más grande en ese momento era que Julieta, su hija, se quedara huérfana. “Yo lo único que hacía era hablarles de la Julieta. No hablarles de la Julieta como Julieta, pero sí decirles que yo tenía una hija muy chiquitita, que por favor tuvieran piedad de eso“, precisó Millaray.

Además, la hija de Mónica Aguirre y actual pareja del exministro Marcelo Díaz, dijo que lo más terrible fue verse “enfrentada a un abuso de carácter sexual”, donde fue manoseada por los sujetos. “Yo estaba con falda, fue muy macabro. Y lo peor de todo… No sé si fue lo peor o lo mejor, porque Álvaro estaba vendado, entonces no veía, no sabía lo que estaba pasando”, confesó.

Después de horas la pareja fue liberada en un lugar que no conocían. “Cuando caché que se habían ido, me caí al suelo, así ya en shock, mal. Sólo pensaba en mi hija, y… ¡Oh, que heavy!”, sostuvo Viera casi llorando.

Tras este episodio, Millaray no pudo salir de su casa por meses y “ese fue el inicio del fin en México“, agregando que “hasta el día de hoy no lo he hablado con Álvaro, jamás. Fue tan heavy, que no lo volvimos a hablar”.