Desconocidos destruyen dos estaciones de alerta de aluviones en Quebrada de Ramón

Los daños a las instalaciones alcanzan los seis millones de pesos, difícil acceso a las estaciones indicaría premeditación.

106

Ingenieros de la Universidad Católica denunciaron hoy la destrucción de dos estaciones del sistema de alerta temprana de crecidas y aluviones, ubicadas en la zona precordillerana de la Quebrada de San Ramón, comuna de La reina, en la Región Metropolitana.

La denuncia fue efectuada por investigadores de Ingeniería Eléctrica de la UC y del Centro de Investigación para la Gestión Integrada de Desastres Naturales (Cigiden), quienes verificaron en terreno una nueva destrucción de los instrumentos por parte de desconocidos.

La tecnología afectada es parte de una red de sensores que permite medir en tiempo real una serie de variables, como la temperatura y humedad, para generar alertas tempranas de crecidas en el área ubicada en La Reina.

Esta es la segunda vez que terceros destruyen los equipos de monitoreo instalados en la Quebrada de Ramón. El último caso ocurrió en octubre de 2015, donde fueron dañadas completamente dos estaciones”, informó Christian Oberli, profesor de Ingeniería UC que lidera el proyecto.

Oberi, también investigador de Cigiden, hizo un llamado a las autoridades para encontrar a los responsables de lo ocurrido y a la población para cuidar los instrumentos, que son claves para comprender en detalle el comportamiento hidrológico en la zona precordillerana.

“Las microestaciones, cuyos daños alcanzan los seis millones de pesos, fueron diseñadas para operar bajo condiciones climáticas adversas, en lugares de difícil acceso. De ahí que cuesta imaginar cómo alguien puede realizar este tipo de destrozos”, destacó el ingeniero.

Para Jorge Gironás, profesor de Ingeniería Hidráulica y Ambiental UC e investigador de Cigiden, esta tecnología permite evitar eventuales pérdidas humanas y materiales, porque entrega información clave para caracterizar y predecir posibles inundaciones en el sector.

“El modelamiento hidrológico de la quebrada, junto a los datos de las estaciones y los pronósticos meteorológicos, ayudan a tomar acciones preventivas, como la posibilidad de evacuar oportunamente a las personas en caso de una crecida importante”, agregó el experto.

La red de monitoreo cuenta con 17 estaciones distribuidas en la Quebrada de Ramón. Esta fue desarrollada en el Laboratorio de Tecnologías Inalámbricas de Ingeniería Eléctrica UC y comenzó a operar en enero de 2014, gracias al apoyo de la Asociación Parques Cordillera.