Papa Francisco fue testigo presencial de un accidente que protagonizó el papamóvil y que afectó a una carabinera que estaba montando un caballo.

La funcionaria era parte de la policía que estaba resguardando la seguridad para el paso de la comitiva, tras finalizada la misa realizada en el Campus Lobito de Iquique, y justo cuando estaba pasando el vehículo papal, el caballo se asustó y se desbocó. La carabinera, al caer, fue golpeada por el papamóvil y quedó herida.

Esto hizo que el Pontífice hiciera que parara la comitiva y se acercó a asistir a la funcionaria, que pronto fue llevada por una ambulancia a un recinto asistencial cercano.

La carabinera fue identificada como Ana Belén Aguilera Casas y se informó que solo sufrió contusiones.

Posterior a eso, la comitiva continuó rumbo al santuario de Nuestra Señora de Lourdes, donde va a almorzar antes de iniciar su viaje a Perú.