Ciberseguridad: Impresoras se convierten en el nuevo “punto débil” de las organizaciones

Las organizaciones avanzan hacia las oficinas sin papel, pero para ello aún faltan varios años. En el entretanto, los equipos multifuncionales se convierten en un punto de ataque de hackers que buscan obtener documentos privados y perjudicar la imagen de la organización.

371

Un tercio de las organizaciones han sufrido un delito de este tipo y otro 61% de los ejecutivos ya han manifestado (desde 2016) su preocupación sobre la ciberseguridad. Sin embargo, esa inquietud se asocia directamente con temas de resguardo de los equipos que almacenan información.

Pero el problema no está solo ahí. Una parte importante de los documentos llegan a una terminal de impresión que, mayoritariamente, no tiene tipos de protección. Y es que es fácilmente olvidable que los equipos multifuncionales también tienen una conexión a la red, convirtiéndose así en un “eslabón débil” en términos de seguridad y protección de datos.

Pero la industria no está de brazos cruzados. Cada año se avanza un paso más en desarrollos que protejan los datos que llegan a una terminal de impresión y que la red no sea vulnerada por agentes externos a la organización.

Para Germán Daza, Product Marketing Manager de Lexmark para América Latina, la seguridad de datos es una tarea compleja en que un error puede comprometer el desempeño y reputación de la empresa.

“La impresión insegura se traduce en TI insegura. La TI moderna se integra con la red, pero la misma conectividad que otorga acceso a los dispositivos en red a usuarios autorizados podría poner en riesgo la integridad de la red y la información valiosa, produciendo frustración, pérdida de privacidad, consecuencias financieras negativas y pérdida de tiempo”, dice Daza a La Nación.

(EFE)

Dentro de las formas de prevención, la industria avanza en seguridad “integral y sistemática que abarca el dispositivo, la flota y toda la infraestructura de red”.

Sobre el escenario actual, Daza explica que la industria avanza en métodos inteligentes para resguardar la seguridad de datos de las organizaciones, incluso servicios integrados de no solo equipos, sino que también de la administración de servicios de impresión (MPS).

Así, por ejemplo, en la evaluación, diseño y entrega de MPS utilizamos una metodología probada que se enfoca en la seguridad como un componente fundamental de la optimización de la infraestructura, los servicios proactivos y la optimización del negocio; nuestras herramientas y sistemas MPS monitorean continuamente una flota implementada, lo que le brinda no solo control de políticas de seguridad, sino una mejor visibilidad y alertas a eventos que afectan a la flota”.

El fin del papel

Pero no todo en la industria avanza en ese sentido. Cada organización tiene un porcentaje de su presupuesto destinado a la impresión de documentos y la línea avanza en disminuir estos gastos, no solo por ahorro monetario, sino que también para caminar hacia un destino sustentable.

Daza explica que las organizaciones de gran volumen aún no tienen un control total sobre el consumo de este tipo de insumos. Aun así, los desarrollos apuntan hacia la optimización de los recursos y de distintas maneras: desde la supervisión, hasta la mantención de equipos.

“Aunque los volúmenes de impresión generales han disminuido, el uso extendido de tablets y teléfonos inteligentes ha creado una complejidad adicional en el entorno de impresión. Las organizaciones de TI necesitan una estrategia para proporcionar acceso para imprimir desde dispositivos móviles sin comprometer la seguridad. Hacia ese camino vamos”, agregó.