Cámara de Diputados votará ley de identidad de género este martes

Movilh destacó el avance del proyecto en solo siete meses, luego de haber estado 'estancado' en el Congreso por cuatro años.

277

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Sergio Ojeda, informó hoy en sala sobre los contenidos del proyecto de ley de identidad de género que será sometido a votación el próximo martes. 

El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, quien ha participado de toda las sesiones sobre la iniciativa desde el 2013 a la fecha, llamó a los parlamentarios aprobar “la igualdad, la no discriminación y por los derechos de niños, niñas, adolescentes y adultos trans”.

“Felicitamos el trabajo del diputado Ojeda, y a toda la comisión que preside, pues en solo 7 meses perfeccionó un proyecto que originalmente era muy malo y que estuvo más de cuatro años estancando en el Senado. Este es un gran trabajo de la Comisión de DD.HH.”, añadió.

Tras indicaciones propuestas por el Movilh e impulsadas por Ejecutivo y diversos parlamentarios, el proyecto despachado permite que los mayores de 18 años puedan cambiar su nombre y sexo legal con un trámite administrativo en el Registro Civil, sin requisitos de por medio y sin la exigencia de ningún certificado médico.

Del mismo modo, posibilita que los menores de 18 años soliciten su cambio de nombre y sexo en tribunales de familia, trámite que deberán realizar con el consentimiento de sus padres, madres o de quien los tenga bajo cuidado.

En este caso, deberán aportarse certificados o testimonios que acrediten la identidad de género. En relación a las personas casadas, el trámite también se realizará en tribunales de familia.

A la par se considera a la expresión de género como una categoría protegida y se reforma la Ley Zamudio para que también ahí sea incorporada esa expresión.

Asimismo, la comisión aprobó como principios de los derechos de las personas trans a la no discriminación, la confidencialidad y la dignidad en el trato, además de estipularse que la discordancia entre el sexo asignado al nacer y el sexo auto-percibido no constituye enfermedad, ni patología.

También fueron aprobados como principios de la identidad de género el interés superior del niño y la autonomía progresiva.