Verano con polera: ¿Por qué las personas dejan “tirado” el gimnasio?

Los gimnasios se concentran en la inscripción de las personas, ya que saben que hay un porcentaje de personas que no hacen uso de las instalaciones y no deben lidiar con el problema de no dar abasto con los establecimientos.

859

La industria de los gimnasios en Chile está en aumento, según un estudio de la International Health, Racquet & Sportsclub Association en 2017 facturó 176 millones de dólares, registrando un crecimiento de 12% desde 2015.

Actualmente, existen 1.969 gimnasios en el país y hay 490 mil personas inscritas, sin embargo, según informó El Mercurio, de cada 100 matriculados en una sede solo 60 asisten regularmente y renuevan sus contratos.

Jorge Cancino, director del Magíster en Fisiología Clínica del Ejercicio de la Universidad Mayor, habló con La Nación y consignó las razones de por qué las personas desertan de los gimnasios.

Entre las principales razones se encuentra la motivación de los inscritos. Según Cancino, la psicología del comportamiento habla de tres etapas: precontemplación, contemplación y acción. “Una persona que se inscribe, suponemos que entra en una etapa de acción, pero luego debe venir la etapa de mantención y ese aspecto puede verse influenciado por barreras“, indicó el experto.

Dentro de estas barreras se encuentran que las expectativas del gimnasio no son las que corresponde, “hay periodos en los cuales tú llegas a un gimnasio inaccesible para ocupar una trotadora”, aseguró Cancino.

Además, entre las principales razones se encuentra el tiempo. El docente sostuvo que muchas personas “intentan meter una actividad más en su agenda y no les da el tiempo“, agregando que la salud también es un factor: “tal vez pude haberme lesionado o me enferme y me costo retomar“, indicó.

Estrategia de planes de los gimnasios

Para Jorge Cancino lo que falta para que el porcentaje de deserción sea menor es “un seguimiento a los clientes, porque finalmente en muchos de los gimnasios lo que hacen es prestarte el arriendo por el espacio y ocupar las maquinas con una guía. Si yo quiero un servicio más especifico debo contratar un entrenador personal“.

Además, aseguró que en los gimnasios tienen un margen de personas que saben que no van hacer uso del 100% de los establecimientos, porque “si todos los que estuvieran inscritos fuesen diariamente no habrían abasto en las instalaciones“.

“Siempre va a existir un porcentaje que no haga uso de las instalaciones, pero lo que sí, no está del todo claro las estrategias de seguimiento a la clientela. El postventa de los gimnasios hoy día es bajo, porque apuntan a fenómenos estacionales, a que mucha gente se inscribe”, precisó el docente.