Obispo Barros y cuestionamientos en su contra: “Déjenme tranquilo”

El obispo de Osorno sindicado como uno de los supuestos encubridores de los abusos del cura Fernando Karadima, fue uno de los presentes en las ceremonias oficiadas por el Papa, causando polémica y molestia entre las víctimas de parte del clero.

369

Sorpresa e indignación de algunos sectores provocó la presencia del cuestionado obispo de Osorno, Juan Barros, en la misa del Papa Francisco en el Parque O’Higgins de Santiago y su posterior asistencia a la que el Sumo Pontífice realiza en Temuco.

Barros es sindicado como uno de los encubridores del cura Fernando Karadima y sus abusos sexuales en la Parroquia de El Bosque.

“Yo he dicho muchas veces que no he sido testigo de eso y les pido que me dejen tranquilo“, dijo en el Aeródromo Maquehue de Temuco, donde cooficiará la misa con el Papa Francisco.

“Para un obispo, para un sacerdote, es una alegría inmensa celebrar la misa con el Santo Padre”, agregó.

Luego de lo anterior, Barros evitó profundizar en la polémica. “La visita del Papa es lo principal. Ustedes (los medios de comunicación) ayuden a que el fruto de la visita llegue a tantos corazones. Que estemos contentos y abiertos a la palabra de Dios que nos trae el Papa”, dijo.

Sobre la petición de perdón de Francisco sobre los casos de abuso sexual del día anterior, Barros dijo que “siempre hemos adherido de corazón a lo que dice el Santo Padre”.