Operación Renta y Reforma Tributaria

1745

* Por Guillermo Fuentes

La Operación Renta 2018 debutará con plena vigencia de la reforma tributaria, lo que conlleva importantes y significativos cambios que han provocado una alta preocupación en empresas y personas naturales.

Uno de los problemas asociados a los contribuyentes, es el adelanto de la entrega de información financiera y tributaria al SII. Antes de la reforma, las empresas en general, proveían estos resultados durante el mes de abril.  Sin embargo, a contar de esta Operación Renta 2018, la información debe ser entregada en marzo. Este es un cambio brusco que dificultará el cumplimento por parte de las empresas, donde las Pymes pueden verse fuertemente afectadas, debido a su capacidad interna de recursos humanos. En este sentido, es recomendable que éstas se preparen con tiempo, con el fin de cumplir con la nueva normativa tributaria y no encontrarse con sorpresas en abril.

Ante esto, queda en evidencia que el SII no es realista, considerando que los estados financieros se cierran al 31 de diciembre y que los meses de enero y febrero son periodos de vacaciones, cambios laborales y ajustes a los sistemas informáticos  que dificultan cerrar los balances, los que además  deben ser auditados, siendo preferentes para las auditoras, aquellas empresas que reportan a la Superintendencia de Valores y Seguros.

Finalmente, como se ha rumoreado medio en broma y medio en serio entre distintos profesionales orientados a la tributación, a contar de este año se tendrá que veranear en junio.

Guillermo Fuentes
Director Escuela de Contabilidad y Auditoría, U. Central

  • Ivan Triviño

    Que artículo más simplón. Según el académico que lo redacta pareciera que la declaración anual de impuesto se restringe solo a las DDJJ. Siendo que la real complejidad no radica ahí, sino más bien en la entrada en vigencia de los nuevos regímenes tributarios (art. 14A) y 14B), junto a los nuevos registros empresariales (registros extra contables que vienen a remplazar al FUT, respecto del control de flujos con tributación cumplida o pendientes de tributar), lo cual no es aplicación antojadiza del SII, sino que se encuentran establecidos en la ley (20780 y 20899, reforma tributaria y su simplificación, respectivamente). Máxime, que tal como se menciona los estados financieros se deben cerrar al 31/12 de cada año. Por tanto existe plazo más que suficiente para presentar las DDJJ y que aproximadamente el 90 por ciento de las empresas no deben ser auditadas por la SVS y aquellas que si deben serlo cuentan con staff internos tanto contable, financiero y tributario.
    Y finalmente con artículos como éste se busca responsabilizar a una institución, cuando está sólo cumple con el mandato de la ley.