Movilh: Nueva resolución de la CIDH obliga a Piñera a aprobar identidad de género

Según la organización, no respetar el dictamen sobre el reconocimiento sin condicionamientos a las personas trans, incluidos los niños y niñas, violentaría e incumpliría los acuerdos internacionales.

2276

Como “revolucionario y progresista” calificó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el “reconocimiento sin condicionamientos de la identidad de género de todas las personas trans, incluidas las de niños y niñas”.

Para la organización este dictamen es una buena noticia en materia de igualdad para las personas lesbianas, gays, bisexales trans e intersex, las parejas del mismo sexo y las familias homoparentales, “lo cual tiene especial implicancia para el Estado de Chile dado los compromisos internacionales asumido en torno a tales temas”.

La resolución surgió luego de que el 18 de mayo del 2016 la República de Costa Rica consultara a la Corte respecto a los alcances e interpretación de tres artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos en relación a los derechos de la comunidad LGBTI.

La CIDH concluyó que esos y otros artículos de la Convención garantizan los derechos de las personas LGBTI, siendo deber entonces de los Estados avanzar hacia el matrimonio igualitario y a la implementación de leyes y medidas que reconozcan sin condicionamientos la identidad de género de todas las personas trans, incluidas las de niños y niñas. Caso contrario, los Estados violentan e incumplen la Convención Americana de Derechos Humanos.

Este es un hecho histórico, que marca un antes y un después en la manera como la Corte decía a los países de América que debían entender el matrimonio, la familia y los derechos de las personas trans e intersex. Se transforma en una obligación la aprobación del matrimonio igualitario y la Ley de Identidad de Género”, expresó el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

Añadió que “para Chile es particularmente relevante, pues es el único Estado de América que firmó una solución amistosa con el Movilh ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, comprometiéndose a aprobar el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género”.

Con este pronunciamiento de la Corte, Chile aparece entonces como el país más obligado de la región a impulsarlo. Es decir, el próximo Ejecutivo y Legislativo deben sí o sí cumplir la solución amistosa. No hacerlo significará sin duda una sanción mayúscula de la Corte, tras su último pronunciamiento”, concluyó Jiménez, en referencia a que el proyecto deberá ser tramitado a plenitud en el próximo período presidencial y legislativo.

Cabe recordar que la semana pasada la iniciativa de identidad de género fue aprobada en su idea de legislar en el seno de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara con el voto a favor del diputado y senador electo por Evópoli, Felipe Kast, quien contrariamente a la posición de Chile Vamos, dijo que votó en conciencia sobre este tema que apoya.

Comisión de DD.HH. aprobó legislar proyecto sobre identidad de género