Ministra Narváez y votación en ley de género: “Esperamos que podamos cumplir con los plazos”

La secretaria de Estado destacó que el proyecto significa avanzar hacia un "Estado que garantiza los derechos de las personas trans".

135

Luego de participar del inicio de la votación en particular del proyecto de ley de identidad de género en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, la ministra Paula Narváez valoró el avance de la iniciativa, afirmando que “de esa manera vamos avanzando en un Estado que garantiza los derechos de las personas trans“.

La vocera de Gobierno destacó que durante esta sesión “avanzamos de manera importante en el reconocimiento de la identidad de género como un derecho”, como también “en los ámbitos de aplicación que tiene esta ley” y su propósito, “que es la autorización del cambio de sexo registral para las personas trans“, explicó.

La secretaria de Estado señaló que es “una votación compleja, en el sentido de que cada artículo abre también una legítima discusión por parte de los señores parlamentarios”, y aseveró que “al Gobierno lo que le interesa es que este proyecto de ley avance y que sea votado lo antes posible”.

Consultada sobre los plazos de tramitación de la iniciativa, pidió ir “paso a paso y cumpliendo las etapas antes de adelantarnos a futuras fechas”, indicando que “nosotros esperamos que podamos cumplir con los plazos que nos hemos establecido como Ejecutivo, pero somos respetuosos también del ritmo de los señores legisladores en esto”.

Asimismo, la portavoz de La Moneda recordó que este proyecto de ley estuvo durante cuatro años en el Senado, y se ha avanzado lo más rápidamente posible en su segundo trámite constitucional. Por lo tanto, “tiene todo el compromiso del Gobierno de la Presidenta Bachelet para dejarlo lo más avanzado posible, en los tiempos y fechas que, como todo el mundo sabe, es de público conocimiento, tenemos como Gobierno”, dijo.

Requerida su opinión sobre la opinión de algunos parlamentarios de no tramitar la iniciativa durante la visita del Papa en Chile, expresó que “esto va por cuerdas absolutamente separadas y que las instituciones tienen que seguir haciendo su trabajo”.