Iglesia Católica registra 80 sacerdotes acusados de abuso sexual en 15 años

Esta cifra muestra que uno de cada cuatro religiosos fue condenado por la justicia civil al probarse la acusación de sus víctimas.

595

Cuatro obispos, 66 sacerdotes, un diácono, dos consagrados, seis hermanos maristas y una monja, componen el listado de miembros de la Iglesia Católica chilena condenados por la justicia civil y canónica por abusos sexuales cometidos bajo su investidura.

De ellos 20 obtuvieron condenas en tribunales y bajo la ley eclesiástica, en tanto hay 11 causas que permanecen vigentes y otras seis fueron cerradas por traslado o fallecimiento del denunciado, ya que tres sacerdotes se quitaron la vida antes o después de ser acusados.

Todos ellos suman 80 religiosos involucrados en este tipo de casos en los últimos 15 años, período en el que 34 fueron condenados de manera penal o por la iglesia por abusar de menores, conforme publica este martes La Tercera.

El listado de nombres, parroquias, cargos y sanciones incluye la investigación que realizó el matutino con toda la información oficial publicada por la institución sobre denuncias presentadas desde 2002, año en que se destapó el caso de Andrés Aguirre, el “cura Tato”.

El diario también hizo una completa revisión de los archivos de prensa, consultó al Ministerio Público sobre el estado de las causas, y examinó medios regionales a lo largo de todo Chile para incluir casos locales que jamás fueron conocidos en Santiago.

Los casos más recientes de los que se sabe corresponden a los hermanos maristas. La Fiscalía Sur maneja antecedentes sobre los presuntos delitos sexuales cometidos por seis de ellos -dos ya fallecidos-, investigación que inició a partir de una denuncia contra Abel Pérez Ruiz, acusado de abusar de 14 menores, 10 del Instituto Alonso de Ercilla y otros cuatro del Colegio Marcelino Champagnat, en La Pintana.

El registro incluye el caso de la monja Isabel Margarita Lagos, denunciada al Vaticano por abuso sexual contra sus alumnas. Tas ser removida como superiora de Las Ursulinas falleció en 2012.

El matutino también destaca que la iglesia católica mantiene en reserva el listado de los religiosos acusados.

En 2011, después las denuncias contra el sacerdote Fernando Karadima, el Episcopado de Santiago la entidad optó subir a su página web un listado con los condenados por este tipo de delitos, que entonces llegaba a 18 presbíteros sancionados por la justicia civil o la canónica. Sin embargo, el 2016 se retiró la lista de nombres cuando los casos sumaban 32.

Además, hay 18 casos en que la justicia decretó el sobreseimiento, la prescripción del delito o absolución por no tener las pruebas que acreditaran las denuncias. La investigación enfatiza que en los casos donde la veracidad de las acusaciones pudo ser confirmada se registra más de un centenar de víctimas de abusos sexuales, es decir, los acusados tenían más de una víctima.

El listado no incluye a sacerdotes denunciados como encubridores, ni a quienes han sido sancionados por otras faltas, como el párroco Juan Esteban Morales, cercano a Karadima, condenado canónicamente por “abuso de poder”.