EE.UU.: ¿Oprah a las presidenciales del 2020?

Tras su discurso en los Globo de Oro se levantó el rumor de la candidatura presidencial de Oprah en 2020, Trump no hizo esperar su respuesta.

169

El discurso que dio Oprah Winfrey en la premiación de los Globos de Oro desató una serie de especulaciones en torno a una eventual candidatura de la estrella de televisión a las elecciones presidenciales de EE.UU en 2020. Hollywood, muchos liberales y sus fanáticos están ya en campaña.

Oprah no había terminado de decretar el “nuevo día en el horizonte” con que cerró su aceptación del premio Cecil B. De Mille en los Globo de Oro, cuando saltó la pregunta colectiva de si la mujer más famosa de Estados Unidos postularía a la Casa Blanca.

Su discurso fue en torno al género, la pobreza y la raza. “Durante demasiado tiempo, las mujeres no han sido escuchadas o no se les ha creído si se atrevían a contar la verdad sobre estos hombres. ¡Pero ese tiempo ha terminado!”, expresó.

Fueron muchos los que vieron en esos nueve minutos un punto de inflexión en la vida pública de Oprah, aunque esa misma noche repitió una y otra vez que no tenía intención de lanzarse a la política.

Su pareja, Stedman Graham, sugirió que puede ser persuadida. “Dependerá de la gente”, indicó al diario Los Ángeles Times.

Twitter se llenó de mensajes de apoyo, las tazas de Oprah 2020 a 17 dólares de la compañía Fishs Eddy se agotaron y muchos demócratas avalaron la idea.

Un portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, dijo a periodistas abordo del Air Force One que el presidente “aceptaba el desafío, fuera Oprah o cualquier otra persona”.

“Ahora no tiene opción”

“Lanzó un cohete esta noche. Quiero que se lance a presidenta”, dijo la ganadora del Óscar Meryl Streep al diario The Washington Post. “No creo que tuviera ninguna intención, pero ahora no tiene opción”.

Bill O’Reilly, presentador de la cadena Fox News hasta que fue despedido por denuncias de acoso sexual, la aplaudió. “Lo más probable es que flote por encima de la grandilocuencia del presidente Trump“.

Si la especulación se convierte en realidad, juega a su favor su fama, fortuna e historia personal.

Oprah Winfrey nació en la pobreza, tuvo una adolescencia difícil y aún así construyó un imperio de 2.600 millones de dólares. Criada en Nashville, Milwaukee y Mississippi, fue violada por un tío a los 14 años y quedó embarazada siendo adolescente, pero perdió el bebé antes de que naciera.

Estudió periodismo e inició un reinado de 25 años en los “talk shows” de Estados Unidos, dando paso a una era de televisión confesional que la llevó a convertirse en la primera mujer negra en poseer una cadena de televisión.

 

“Gracias por su voto de confianza”

En una entrevista con Bloomberg TV, en marzo pasado, Winfrey dio a entender que había reconsiderado su decisión de no meterse en política, aunque dijo a la revista The Hollywood Reporter que “nunca” se postularía a un cargo público.

En septiembre tuiteó a sus 41 millones de seguidores el enlace a un editorial del New York Post, en el que se la pregonaba como la “mejor esperanza” de los demócratas para vencer a Trump en 2020.

“¡Gracias por su VOTO de confianza!”, respondió entonces.

 

“Lo consulté con la almohada y llegué a la conclusión de que esto de Oprah no es nada loco“, tuiteó Dan Pfeiffer, un exasesor del expresidente Barack Obama. Se dice que el apoyo de Oprah que recibió en 2008 fue determinante para que Obama ganara la elección.

Una encuesta de la Universidad Quinnipiac, que en marzo de 2017 dio 41% de aprobación a Trump, mostró que 52% de los estadounidenses tiene una opinión favorable sobre Winfrey.

La reacción de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostró el martes su simpatía por la reina de la televisión Oprah Winfrey, pero dijo dudar de que sea su oponente en la carrera por la Casa Blanca en 2020.

“Me gusta Oprah (…) La conozco muy bien”, dijo el mandatario, interrogado sobre las eventuales ambiciones políticas de la multimillonaria actriz, productora y presentadora televisiva.

No creo que sea candidata“, agregó Trump con una sonrisa.

El mandatario menciona regularmente los “siete años” que le restan en el poder, y su equipo no oculta el deseo de presentarse a la reelección en 2020.