“No esperábamos nada de ellos”: Las reacciones a la supervivencia del CAE

En declaraciones sopresivas, se confirmó lo que era un secreto a voces, el proyecto que reemplazaría al Crédito con Aval del Estado quedó fuera de la agenda legislativa de los últimos meses de gobierno. Parlamentarios, deudores y expertos, mostraron poca sorpresa ante el aviso.

641

Sorpresa causaron las declaraciones de la ministra de Educación, Adriana Delpiano, respecto al futuro del CAE. A poco más de dos meses del inicio del gobierno de Sebastián Piñera, la secretaria de Estado confirmó que el proyecto que los modifica no será enviado durante este mandato.

Las declaraciones se realizan a pesar del compromiso del exministro de Hacienda Rodrigo Valdés en 2017, sobre un inminente cambio en el sistema de préstamos financieros universitarios, el mismo que ha movilizado a miles de estudiantes endeudados en los últimos años.

“Este es un tema que lleva Hacienda y yo creo que si incorporáramos hoy día el CAE, no tenemos ninguna posibilidad de verlo. Además, seamos realistas, el CAE no era parte de los compromisos que tomó la Presidenta, fue posterior y en lo posterior se fue complejizando con las campañas presidenciales”, indicó Delpiano.

Palabras que cayeron como balde de agua fría entre los estudiantes que buscan la condonación de la deuda y modificaciones en el modelo que sigue en funcionamiento.

“Sí había compromiso”

Las palabras también levantaron algunas cejas en el Congreso. El diputado de la comisión de Educación, Mario Vengas (DC) no ocultó su decepción y le recordó a la ministra Delpiano que “sí había un compromiso, al menos con nosotros, fue un compromiso para aprobar una ley”.

Es decepcionante. No me sorprende mucho, porque la verdad el gobierno no apuró los trámites que correspondían en el Senado, para que proyectos importantes que aún están ahí, pudieran salir. No tiene mucho sentido presentar un proyecto a estas alturas cuando ya no queda espacio para hacer el trámite y aprobarlo”, agregó el diputado en entrevista con La Nación.

A pesar de la nueva postura de gobierno, aún quedan miles de jóvenes que demandan una solución sobre “la mochila” que les significa la deuda del CAE, la que dificulta tener proyecciones en aspectos crediticios, hipotecarios y bancarios. Sobre ellos, Venegas dijo que es “lamentable, pero yo soy parlamentario de la República y en un proyecto de esa envergadura la responsabilidad completa es del Ejecutivo”.

Eyzaguirre admite que no es viable aprobar sistema de reemplazo del CAE

“No esperábamos nada de ellos”

Desde la óptica de los estudiantes afectados, el vocero del movimiento “No pago CAE”, Nicolás Veliz, dijo a nuestro medio que “la ministra tiene mala memoria, porque en el programa de gobierno de la nueva Mayoría, el que les permitió salir gobierno, en la segunda columna mencionan que van a avanzar en el derecho social de la Educación, lo que implica sacar la carga crediticia a la familia, sino sería imposible avanzar en ello si mensualmente se debe pagar por un derecho”.

“Ellos lo graduaron con este 70% de la gratuidad, que al final llegó al 50%, y efectivamente no se habla del CAE, pero de qué otra manera se podría avanzar si no es sacando a la banca y el mundo privado de ese ‘negocio’”.

“No me sorprende, porque tampoco esperábamos mucho (…) No hay expectativa, ni menos con Piñera”, cerró Veliz, en conversación con nuestro medio.

“Claves y Nudos” de la educación superior

La jugada no deja de sorprender, y para el académico y experto en educación, Víctor Salas, “tenemos un compromiso político que no se está cumpliendo. No sé cuál es la razón exacta para eso, probablemente no tuvieron el tiempo para rediseñar un sistema alternativo y optaron por no hacerlo. Políticamente van a pagar un costo muy alto”.

El autor del libro “Claves y ‘Nudos’ en la Reforma de la Educación Superior Chilena”, recuerda que la deuda del CAE significa US$ 8.200 millones, cercano a lo que pretendía recaudar la reforma tributaria, explicando las dificultades de lograr la condonación de las deudas.

Sin embargo, Salas reconoce que hay casos que sí es necesario revisar, como el de aquellos estudiantes que entra a la educación superior con estos créditos, pero que desertan a sus carreras.