Millennials rompen esquemas y obligan al mercado laboral a adaptarse a sus intereses

Esta generación hija de la tecnología y que prioriza su bienestar integral por sobre cualquier empleo, ha revolucionado a las empresas en su manera de contratar, trabajar y crear incentivos para retenerlos. La Nación conversó con expertos en el tema y recogió sus opiniones.

2327

Cuando los adultos de generaciones anteriores a 1980 buscaban trabajo para ejercer sus profesiones, consolidarse en lo laboral y personal y mantenerse años en la empresa en la que fueron contratados, los denominados Millennials llegaron para romper ese esquema y cambiar, quizás para siempre, la relación entre empleado y empleador.

La Nación conversó con la psicóloga laboral de Grupo Expro, Denisee Dorat y con el director ejecutivo de Laborum, Néstor Milano, para analizar el cambio que ha provocado esta generación hija de la tecnología, con una carrera que la respalda e intereses muy marcados que no están dispuesta a sacrificar por desarrollarse y mantenerse en el mismo lugar como a lo mejor lo hicieron sus padres y que ha obligado a la industria a adaptarse a esta forma de elegir el trabajo que quieres y no al que puedes acceder.

“Hoy en día, las empresas están conscientes de que estos colaboradores cambian de empleo con bastante frecuencia, ya que al ser optimistas sobre sus carreras y perspectivas muchas veces están dispuestos a renunciar para buscar otras opciones”, señala Milano, a la hora explicar la relación desapegada pero no menos comprometida de los Millennials con el mercado laboral.

Según Dorat, este modo de actuar se debe a que los nacidos en el cambio de milenio y fechas cercanas (1980-1995) son personas “con prioridades que cambian y verse ligados a un mundo con una estructura, con una regla un poco más impositiva, no está dentro de ese marco, porque buscan un trabajo que se acomode a su bienestar personal, un buen ambiente laboral y equipo de trabajo”.

Ello, añade la profesional, se debe a que son personas que consideran a la tecnología, sus apartos y plataformas como parte de su vida, “no conciben la vida sin la tecnología, por tanto, son personas que van a la par con un teléfono celular, con las redes sociales, sociabilizan mucho” y la actividad que hagan no puede excluir aquello.

¿CÓMO BUSCAR TRABAJO?

Para la psicóloga laboral de Grupo Expro es fundamental que a la hora de buscar un empleo los Millennials tengan claro sus objetivos en cuanto a qué trabajo quieren realizar y para qué, como por ejemplo, si la idea es juntar dinero para viajar, realizar un proyecto, ahorrar, etc., lo que a su juicio facilitará la obtención de un empleo.

Otro factor es la motivación o incentivos en esta búsqueda de trabajo como remuneración, beneficios, buen ambiente laboral. Pueden preguntarlo en la entrevista y con esa información ellos se van retroalimentando y ver si descarta o sigue adelante, situación que antaño no se daba.

“Ellos van a buscar más que un trabajo para toda la vida, un trabajo que les guste, que los motive y por eso es que a veces se puede pensar que es un riesgo contratar a un Millennial porque puede que dure muy poco, porque no se sintió cómodo, porque el tipo de liderazgo era muy jerárquico no transversal, una estructura muy protocolar”.

Bajo esa mirada, Dennise Dorat sostiene que “los Millennials tienen muchas capacidades analíticas, le pueden enseñar a las empresas dentro de un pensamiento más libre, de trabajar más los ambientes laborales, y de pronto pueden tener una función o rapidez en su trabajo mucho más asertiva porque están conectados con la tecnología. Entonces, no está ligado a un mal desempeño, sino puede que duren menos porque están buscando desarrollo personal”, aclara.

CAPTARLOS MEDIANTE INCENTIVOS

Desde la vereda del campo laboral el representante de Laborum, Néstor Milano, recoge ese diagnóstico y señala que ya lo han ido incorporando las empresas para poder retener a los profesionales que les son un aporte y cuyas motivaciones trascienden al campo del trabajo.

Los Millennials esperan que la organización para la cual trabajan esté comprometida socialmente y que busquen un beneficio más allá de lo económico. Se preocupan por el medioambiente, la inclusión, igualdad de género, reducción de la desigualdad, etc.”.

Por ello, subraya teniendo en cuenta esa información y características, “las empresas se han ido adaptando, para así atraer nuevos talentos y retener a quienes ya están insertos en la organización, creando por ejemplo días de home office o jeans day, que apuntan a tener jornadas laborales flexibles y más cómodas”.

Subraya que detectar competencias “no tradicionales” es útil al momento de atraer a un trabajador de esta generación. Si bien se trata de gente con experiencia y desplante suficiente para enfrentar una entrevista, se recomienda presentar un currículum adecuado a la empresa y labor a la que se postula.

Teniendo en cuenta que los Millennials utilizan con frecuencia la tecnología, es útil analizar la imagen que la persona está proyectando en redes sociales y ocultar el contenido que pudiera perjudicar dicha imagen”.