General (r) Fuente-Alba ocupó recursos del Ejército para viajes y traslados familiares

El ex comandante en Jefe del Ejército ni la institución que dirigió por cuatro años pudieron justificar ante Contraloría 30 viajes hacia y desde La Serena con familiares incluidos, donde tiene una casa de descanso familiar por un costo de más de $20 millones.

1836

“El Ejército de Chile carece de la documentación que permita confirmar que los viajes revelados a la ciudad de La Serena y a otras localidades cercanas, a través de transporte aéreo institucional y vehículos fiscales, hubieren sido efectuados en cumplimiento de los deberes propios del cargo de comandante en Jefe”, sentencia taxativamente el informe de Contraloría que constató el uso que el ex jefe de la rama castrense, Juan Miguel Fuente-Alba hizo de recursos de la institución con fines personales.

Según la investigación de Radio Bío Bío, mientras ejerció ese cargo el general en retiro realizó 206 viajes nacionales en aviones institucionales, de los cuales 30 tuvieron como destino la capital de la Región de Coquimbo, por un costo poco más de $20,6 millones y que realizó en compañía de su mujer y otros familiares directos.

En cuatro de esos viajes a la IV región fue acompañado por familiares directos, cuyo traslado frecuente era hacia el balneario de Puerto Velero, donde Fuente-Alba tiene su casa de veraneo como el ocurrido el 10 de febrero de 2013.

Pese a la inusual compañía, el Ejército registró este periplo como una visita para inspeccionar las unidades de la II División Motorizada que había en esa ciudad. Y aunque puede resultar extraño que los familiares acompañen al número uno del Ejército en un viaje realizado en una aeronave institucional para actividades supuestamente oficiales, aquella ocasión no fue la única.

Otro punto irregular que detectó el ente fiscalizador fue que 14 de los traslados a esa zona los realizó en el avión Cessna C-680, adquirido por US $9,3 millones, compra que es indagada por el Ministerio Público y motivó al Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querellara contra el ex comandante en jefe del Ejército y quienes resulten responsables del delito de fraude al Fisco.

El documento la Contraloría firmado por su propio titular, Jorge Bermúdez, también cuestionó la inexistencia de “antecedentes que acrediten la condición excepcional y fines protocolares que sustenten la participación de familiares y civiles en los traslados examinados”, situación por la que determinó que “la rama deberá abstenerse de trasladar en sus aviones institucionales a personal ajeno a la entidad, salvo en casos excepcionales”.

Esta es una de las aristas por las que el otrora jefe de la institución castrense (2010-2014) es indagado por la justicia, ya que también se le imputa lavado de activos, considerando que su patrimonio es mayor a lo que en realidad tendría considerando que es un general que llegó al más alto grado y obtiene una jubilación por eso.