Evópoli expulsará a dirigente detenido por golpear a su mujer en Antofagasta

Francisco Alfredo Escobar Uribe, de 39 años, fue formalizado en el Juzgado de Garantía de Antofagasta por los delitos de lesiones graves en contexto de violencia familiar y desacato.

410

Evópoli informó que pedirá la expulsión del partido de Francisco Alfredo Escobar Uribe, ex presidente de la colectividad en la Región de Antofagasta, quien fue detenido y formalizado por agredir brutalmente a su pareja.

La información fue confirmada por el presidente del partido, Francisco Undurraga, quien en declaraciones a radio Cooperativa condenó el hecho e informó que el partido se “contactó con la víctima, quien nos ha acompañado en el proceso de desarrollo de Evópoli. Le dimos nuestra más profunda solidaridad”.

Le solicitamos la renuncia (a Escobar) en forma inmediata, el secretario general de la región asumió la presidencia (en la región) y se está tramitando su expulsión (…) Este tipo de actitudes no se pueden esconder, al contrario, las autoridades serán las que verán las sanciones pertinentes y nosotros condenamos todo acto de violencia a la mujer, no lo amparamos de ningún punto de vista”, añadió.

EL AGRESOR TENÍA ANTECEDENTES

Escobar quedó en prisión preventiva tras ser formalizado por la brutal golpiza que le propinó a su conviviente, también integrante del partido, quien sufrió fracturas en el rostro de carácter grave. La agresión se produjo justamente después de que ambos participaron en una reunión de la colectividad.

El imputado fue formalizado en el Juzgado de Garantía de Antofagasta por los delitos de lesiones graves en contexto de violencia familiar y desacato. Esto último se relaciona con una orden de alejamiento por otras agresiones y amenazas contra su mujer que no estaba cumpliendo.

De acuerdo a lo expuesto en la audiencia por la fiscal Lorena Pavez, la agresión ocurrió el 14 de diciembre pasado, cuando al regresar la pareja a su casa después de participar en una reunión de Evópoli, Escobar Uribe agredió a su mujer con golpes de pies y puño en el rostro, provocándole fracturas de carácter grave.

La mujer, que mantiene una hija en común con el agresor, no quiso hacer la denuncia, pero posteriormente y aconsejada por una amiga aceptó acudir a constatar lesiones y luego hizo la denuncia. Además, advirtió que temía por su vida, ya que su conviviente es un sujeto agresivo y violento, producto del consumo de drogas.

La afectada pasó tres días de sufrimiento antes de concurrir al hospital de Antofagasta, donde le diagnosticaron una fractura facial de arco cigomático en cinco secciones, por lo cual requerirá una intervención quirúrgica de reconstrucción maxilo-facial.

La fiscal Lorena Pavez solicitó la prisión preventiva del imputado, ya que la libertad de este sujeto representa un riesgo para la seguridad de la víctima. Escobar Uribe, ya había sido denunciado por agresiones por su anterior conviviente y tiene una medida cautelar de prohibición de acercarse a ella. 

Además, la víctima y actual pareja también lo había denunciado por agresiones. Mientras ella estuvo embarazada, el imputado aceptó someterse a un tratamiento en Santiago para superar la adición, pero al poco tiempo de regresar a Antofagasta, volvió a agredirla, psicológica y físicamente. El tribunal accedió a la petición de prisión preventiva y fijó un plazo de investigación de 90 días.