Pescadores sobre Ley de Pesca: “Esto pasa cuando un ministro vela solo por los intereses de la gran industria”

El vicepresidente de Condepp aseguró que el proyecto de ley no se ha tramitado debido a un conflicto de intereses que tiene el ministro Rodríguez.

581
La caleta de pescadores San Pedro, en La Serena, cuenta con un plan de extracción de machas (AFP).

El ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, ha recibido varias críticas de parte de los presidentes de partidos políticos de la Nueva Mayoría y del actual presidente de la Cámara de Diputados, por no haber enviado el proyecto que modifica la ley de Pesca.

Sin embargo, no son lo únicos que se han referido al tema. El vicepresidente del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), Nelson Estrada, respaldó los dichos indicando que esta situación da cuenta de los conflictos de interés que puede tener un ministro, que en su vida pública apoyó fuertemente a la industria pesquera.

Esto pasa cuando un ministro vela solo por los intereses de la gran industria. Desde su llegada puso en duda el cumplimiento de la promesa de la Presidenta Michelle Bachelet de modificar sustancialmente la Ley de Pesca, lamentablemente ni ella misma fue capaz de hacer valer su palabra”, sostuvo Estrada.

El dirigente recordó que ya en octubre del año pasado y a solo semanas de haber llegado al Gobierno, Rodriguez Grossi, reconoció que la discusión de la norma estaba en duda dado que las prioridades legislativas apuntaban a otros temas.

Según explicó Estrada “el ministro siempre ha sido un hincha del sector industrial. Un año ante de iniciar la discusión de la ley de Pesca, ya abogaba por mantener derechos históricos al sector, lo que finalmente se transformó en un regalo millonario y a perpetuidad de cuotas de pesca para las siete familias”.

El vicepresidente de Condepp llamó a no olvidar que “el ministro de Economía no se ha destacado por tener una conciencia ambiental o cuidar la sustentabilidad de los recursos naturales“, así lo dejó claro en más de una frase célebre en el caso Hidroaysén donde señaló que “Chile no puede dejar de explotar recursos naturales que nos ha dado la Divina Providencia” o el fallido megaproyecto Alumysa en Aysén, cuando ironizó “¿para qué sirve tener la zona más descontaminada del mundo si no hay nadie?