Corte de Apelaciones acoge recurso de hijo de Bachelet y lo sobresee definitivamente

Tribunal de alzada de Rancagua argumentó que en tres años de indagatoria no ha habido diligencias que prueben culpabilidad de Sebastián Dávalos en los delitos que le imputaba la Fiscalía en el marco del caso Caval por la venta de los terrenos en Machalí en 2014.

742

Una emocionada Natalia Compagnon reflejó el alivio que generó en ella, el sobreseimiento definitivo de su esposo, Sebastián Dávalos Bachelet, en el marco del caso Caval, respecto de su presunta responsabilidad en delitos relativos a la venta de los terrenos por $6.500 millones en Machalí.

El veredicto lo dio este martes la Corte de Apelaciones de Rancagua, tribunal al que recurrió el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet para solicitar que se le dejara de investigar por ilícitos que aún no se le han podido probar durante tres años de indagatoria, como indica la sentencia.

Conforme indica el dictamen el tribunal de alzada que revoca la resolución apelada del 18 de diciembre del año 2017 cuando el Juzgado de Garantía de la capital de la Región de O’Higgins acogió los argumentos de la Fiscalía Regional de O’Higgins y del Consejo de Defensa del Estado como querellante, en cuanto a que no se ha verificado la total inocencia del imputado en esta investigación, aun cuando no esté formalizado.

No obstante ello, el presidente del tribunal de alzada en la lectura de su sentencia declaró “que se acoge la solicitud planteada por la defensa del imputado Jorge Alberto Sebastián Dávalos Bachelet, dictaminándose por ende a su respecto el sobreseimiento definitivo de la presente investigación en relación a los ilícitos antes mencionados”.

Con este fallo la Corte de Apelaciones echa por tierra las intenciones del Ministerio Público para proceder con la eventual formalización de Dávalos por los presuntos delitos de tráfico de influencias, negociación incompatible, uso de información privilegiada y revelación de secreto.

Esta fue la cuarta vez en que el otrora jefe de la Dirección Sociocultural de la Presidencia hizo la solicitud. La primera fue en abril pasado, la segunda en julio ante la misma corte, la tercera el mencionado 18 de diciembre y la última se presentó en el tribunal de alzada rancagüino que acogió todos los argumentos del abogado de Dávalos, Carlos Fierro.

La presentación de éste señalaba que “la investigación sustanciada por el Ministerio Público y de la cual existen múltiples diligencias, no solo se encuentra total y absolutamente agotada, sino que cerrada y en etapa de preparación del juicio oral”.

También que la investigación, “que se extendió por más de 30 meses, no arribó a ninguna conclusión que pudiera derivar en una imputación objetiva”.

Asimismo sostiene que “los hechos que se describen en las denuncias y querellas presentadas en contra de mi representado no han podido alcanzar el estándar para formalizarlo por los delitos por los que finalmente se acusa a coimputados en esta causa, más aún las infracciones que se imputan a mi representado siguen basándose en los mismos supuestos fácticos tenidos a la vista en la época en que se da inicio a la investigación”.

El viernes pasado, el fiscal regional Emiliano Arias anunció que pedirá la formalización del hijo de la Presidenta una vez que aclare si su participación en estos presuntos delitos es en calidad de autor o de cómplice, lo que resolverá en los próximos días.

De acuerdo a la investigación, Dávalos está involucrado en la arista madre como gerente de proyectos de Caval. En esa calidad, según la fiscalía, participó en la obtención del crédito del Banco de Chile para comprar los terrenos de Machalí y su posterior venta.