Enel Generación pidió mediación obligatoria y logró postergar la huelga legal

Para el próximo martes 9 de enero se postergó el inicio de la huelga legal del Sindicato de Profesionales de Enel Generación, aprobada el jueves pasado. El viernes, la empresa solicitó la mediación obligatoria de la Inspección del Trabajo, lo que obligó a suspender la paralización por cinco días.

261

Para el próximo martes 9 de enero se postergó el inicio de la huelga legal del Sindicato de Profesionales de Enel Generación, aprobada el jueves pasado por el 98% de los afiliados. El viernes, la empresa solicitó la mediación obligatoria de la Inspección del Trabajo, lo que obligó a suspender la paralización por cinco días.

Por lo mismo, el sindicato estima que esta semana será crucial en la negociación colectiva. De no alcanzar un acuerdo que se acerque a las demandas mínimas de los trabajadores con la generadora más importante del país, se iniciará una huelga sin precedentes que afectará a grandes empresas clientes de Enel Generación.

Si no hay acuerdo satisfactorio para ambas partes, advirtió el sindicato, los profesionales paralizarán sus labores en las principales plantas de la empresa, lo que significa que suspenderán el mantenimiento y no habrá capacidad operativa para reparación en caso de emergencias. 

Hasta ahora, la empresa ha ofrecido 0,23% de reajuste real, muy lejos –según el sindicato- de la distribución de utilidades que los profesionales ayudan a generar con su trabajo altamente calificado, experimentado y comprometido en las distintas etapas y propiedades de la generadora durante sus 50 años de existencia, cuando fue creada como Endesa.

Según el sindicato, Enel Generación Chile S.A., controlada por la italiana Enel desde marzo del 2016, obtuvo 331,3 millones de dólares de utilidades en el primer semestre del 2017 y 711,1 millones de dólares en el 2016. 

Los profesionales del sindicato se desempeñan en las centrales de Tarapacá, Huasco, Tal Tal, San Isidro, Sauzal, Rapel, Quinteros, Cipreses – Isla, Pehuenche, Loma Alta y Curillinque, Ralco – Pangue y Palmucho, El Toro – Abanico y Antuco, y Central Bocamina.