Aconsejan a quienes vacacionen en el extranjero a viajar con un seguro

Según la región elegida para el viaje, hay enfermedades o accidentes que son más fáciles de contraer o sufrir.

387

Marcelo Pérez, director para Chile de Assit Card, hizo un llamado para que quienes viajen de vacaciones al extranjero lo hagan protegidos frente a imponderables que suelen afectar a la mitad de los viajeros, siendo más comunes problemas de salud, extravío de equipaje o documentos y atrasos o cancelaciones de vuelo.

De hecho, se ha comprobado que un 85% de los requerimientos de asistencia son por problemas de salud, donde a nivel general, los accidentes y las enfermedades respiratorias, gastrointestinales dentales, traumatológicas y dermatológicas son las más frecuentes a nivel de adultos.

En materia de jóvenes, un 35% se ve afectado por traumatismos (caídas, golpes, accidentes menores), 30% por indigestiones o intoxicaciones, un 15% por cambios de temperatura (frío-calor), por gastroenteritis un 10% y una cifra similar por afecciones como mareos en caso de viajes por tierra en cruce de cordillera y apendicitis, entre muchas otras. En el caso de los mochileros, los riesgos mayores son los traumatismos e indigestiones.

Debe considerarse que, según la región elegida para el viaje, hay enfermedades o accidentes más fáciles de contraer o sufrir. “Por ejemplo, en las grandes ciudades, problemas respiratorios, gripe y traumas por accidentes de tránsito son las más habituales; en zonas tropicales, las infecciones respiratorias, digestivas (diarrea del viajero), picadura de insectos (dengue, malaria, fiebre amarilla); en el sudeste asiático poliomelitis y rabia; en África malaria, ébola y rabia; mientras que sarampión en ciertas partes de Europa y EE.UU.”, subrayó el alto ejecutivo.

Según estudios hechos por esta compañía de asistencia integral al viajero, las zonas de mayor riesgo, por un tema de infraestructura médica, son las zonas rurales despobladas de Asia y América Latina; el norte y centro de África, y algunas islas del Caribe. A su vez, EE.UU., Europa Central, República Dominicana, Japón, Canadá, Antillas, Bahamas y Hawái son los más caros en materia de medicina. Asimismo, y en Latinoamérica, lo son Chile, Brasil, Cusco y Cancún; y en riesgos de infección el Sudeste Asiático, India, África, Caribe y América Central.

Los costos que demandan en el extranjero algunas de estas enfermedades, si uno no está cubierto, son altísimos. A modo de ejemplo, una apendicitis puede costar $18 millones de pesos chilenos, mientras que una consulta por otitis o resfrío puede costar sobre 100 mil pesos en Latinoamérica; cerca de $200.000 en Europa o Asia, pudiendo remontarse sobre los $300.000 en Estados Unidos”, afirmó.

Agregó que una atención mediana, como fractura de un miembro u operación poco compleja, cuesta en Latinoamérica unos $1.974.000; en Europa y Asia más de 13 millones; y nada menos que más de $46 millones en EE.UU. “Algo más complejo como una terapia intensiva puede costar por día $3.290.000 en Latinoamérica; $3.619.000 en Europa; $2.632.000 en Asia, pudiendo ascender a más de 13 millones de pesos diarios en EE.UU; al tiempo que una repatriación de emergencia puede llegar a costar 164.500.000 pesos”, subrayó.

Según la Dirección General de Aeronáutica Civil, para estas vacaciones se contempla un aumento del 10% en el tráfico aéreo hacia el exterior y un 15% en vuelos internos desde diciembre a marzo ese mes a marzo.

El ejecutivo dice que “a raíz de campañas como la de la Cancillería y dolorosas experiencias por las que han pasado en el extranjero varios chilenos, en nuestro país se va internalizando la importancia de viajar con una asistencia de viaje, pero aún cerca del 70% de la población no lo hace por desconocimiento o por estimar erróneamente que ésta es cara, en circunstancias que diariamente es más económica de lo que por ejemplo gastamos en souvenirs o en fast food”.