Experta: “Autoridades y sociedad no le toman el peso de los efectos de la marihuana”

La pediatra y experta en adolescencia, Francisca Salas, comentó con La Nación los resultados del estudio del Senda que registra un aumento de 215% en los últimos 6 años de la sustancia que tiene efectos en la salud de la población que la consume.

713

Lo complejo en el fondo es cómo la tendencia en el consumo sigue aumentando, teniendo encuestas previas que ya nos mostraban esta tendencia, y que no hayan medidas que contrarresten aquello”, señaló este viernes la doctora Francisca Salas, respecto del alza en el consumo de marihuana en los adolescentes y adultos jóvenes.

Consultada por La Nación, la presidenta de la rama de Adolescencia de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe), se refirió XII Estudio Nacional de Drogas en Población General, que recoge la magnitud y tendencia del uso de drogas ilícitas y legales en el país realizado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda).

Entre sus principales resultados la encuesta aplicada a 19.147 personas, que representan a 10.356.863 habitantes de 108 comunas del país, revelan que en hombres y mujeres de 19 a 34 años, pertenecientes a los niveles socioeconómicos bajo y alto, es mayor la prevalencia de la yerba.

Lo que pasa es que al asociarse una percepción de la disminución de riesgo, es más un problema de comunicación e información del riesgo, de las autoridades de no darle más peso a la información que hable del deterioro cognitivo en atención, en rendimiento que la marihuana tiene en la población más vulnerable que son los adolescentes y adultos jóvenes”, precisa la pediatra.

Añade que a ese punto se suma un factor no menos relevante que es el incremento en la oferta de la cannabis a la población. Si en 2010 esta era de un 10,3%, seis años después alcanzó un 22,9%, facilitándose su acceso, situación que en opinión de la profesional tiene que ver con la venta libre de productos elaborados a base de esta droga.

Se necesita una campaña informativa importante que pueda hacerle el contrapeso a la campaña comunicacional a favor del uso recreativo de la marihuana y, por otro lado, mayor fiscalización porque se ve en la encuesta que hay un acceso mucho mayor al que había antes, de lo que todos nos damos cuenta porque basta darse una vuelta por Providencia o por el centro de Santiago y la venta de productos que contienen marihuana es libre, no así con el alcohol”, que tiene mayor restricción en venta y una percepción de riesgo muchísimo mayor”, enfatizó.

La experta también dijo que el proyecto de ley que se discute desde 2010 para despenalizar el consumo de cannabis también influye en que ésta sea apreciada de manera inocua y por lo tanto, si la situación no se revierte -dijo- habrá que ver el resultado que se aplicará en 2018.