DATO | Mascotas y fuegos artificiales: Ocho recomendaciones para cuidarlos del ruido

Con un oído mucho más sensible que el de los humanos, los estruendos pueden provocar una crisis de estrés en ellos. Los expertos entregaron una serie de recomendaciones para evitarles el daño.

497
Un hombre seca a su perro con una toalla en el nuevo establecimiento de lavado de mascotas en Pecs, a 200 kilómetros de Budapest, en Hungría. Foto: EFE.

Los perros tienen el oído entre tres y cinco veces más sensible que los humanos, escuchan sonidos más leves y más lejanos, por lo que las explosiones de pirotecnia que ocurren durante las festividades de fin de año suelen generarles estrés.

Los estruendos causados por los llamados fuegos artificiales causan temor en las mascotas, especialmente entre los perros, haciendo que busquen refugio aceleradamente, desobedeciendo las órdenes de sus dueños. Además, es posible observar temblores, jadeos, salivación excesiva, agresividad y ladridos sin motivo aparente.

El médico veterinario Erwin Flores comenta que “los animales pueden ser condicionados por su guía humano (dueño) porque uno representa protección y contención para ellos, no hay que olvidar que los perros son subespecie del lobo, son depredadores pero a la vez son animales presa, ellos pueden interpretar estos sonidos que sobrepasan cualquier umbral de estímulo en cuanto al volumen, pueden interpretarlo desde el miedo a ser depredados, entonces se produce una descarga de adrenalina y el animal busca huir, no lo hace si es que está junto a su guía en un lugar tranquilo de la casa.”

Para María José Chible directora y fundadora de Fundación ARCA (Agrupación Respeto y Cuidado Animal) ocurren “situaciones de descuido donde no se aplica la tenencia responsable adecuada, y dentro de eso hay que tomar los resguardaros necesarios para que el animal este dentro del hogar”.

Ocho cuidados para el perro 

1- Ingresar al canino a una habitación de la casa, con ventanas y puertas cerradas para aumentar su sensación de seguridad. Comenta el veterinario Erwin Flores “la forma más recomendada es la prevención, crear un clima, un ambiente de tranquilidad donde se sienta protegido por el dueño“.

2- Ejercitar a las mascotas durante el día para facilitar el sueño. Esto le permitirá tener más calma cerca de la medianoche, ya que no se recomienda darles calmantes sin asesoría de un médico veterinario. Sobre sedantes comunes como la pasiflora, el veterinario Flores comenta “algunos tienen cierto respaldo científico que los apoya, mal no le van a hacer, pero el tema no pasa por usar medicamentos, pasa por saber cómo reaccionar, conocer a tu perro, conocer la dinámica que a él lo relaja más”.

3- No atar a la mascota, menos por el cuello. Ante los sonidos de la pirotecnia los perro corren para esconderse, ante lo cual se pueden generar ahorcamientos de las mascotas.

4- Subir el volumen de la televisión o la radio del cuarto en que se encuentre la mascota, para disminuir su capacidad de escuchar los ruidos exteriores que puedan alterarle.

5- Darle espacio. Es entendible intentar contener a la mascota con mimos y abrazos, pero los expertos recomiendan no sujetar al compañero canino para facilitarle superar el estrés por su cuenta.

6- Hablarle con cariño. En opinión del veterinario Flores “si uno ve al perro demasiado estresado hay que usar una voz interrogante que lo invite a volver el foco hacia lo que está sucediendo ese lugar, y buscar un lugar tranquilo donde estar con él. Es un estrés inmediato  se tienen que resolver de forma inmediata.

7- Mantener la dieta habitual. Así lo aconseja María José Chible “hay que mantener la rutina de comida y de agua, que sean normales. Fin de año tiene un aumento general en lo que son las tasas de problemas gástricos, dejan los  alimentos normales y le dan comida de humanos, con mucha cebolla y otros alimentos que no son buenos para los animales de compañía”.

8- No darles alcohol. Nunca está demás recordar que los perros y mascotas no deben consumir alcohol, por lo que no se recomienda darles bebidas como champagne durante las festividades, “han llegado algunos perros borrachos, hay que recordar que el hígado de los perros no tienen la misma capacidad que el de nosotros” comenta el veterinario Flores.

Por último, Chile recomienda “tener en cuenta que el compromiso con el animal debe mantenerse, es una festividad excepcional pero uno no cambia los hábito hacia los hijo o los sobrinos y no debe hacerlo haca sus mascotas”.