Consejo de transparencia advierte no borrar correos ante cambio de mando

El oficio busca resguardar las buenas prácticas en el traspaso de información entre el gobierno saliente y el entrante.

154

A tres meses del cambio de mando, el Consejo para la Transparencia (CPLT) envió hoy a 349 organismos del Estado un oficio con recomendaciones para respaldar y conservar la información relacionada a su gestión.

Entre las instrucciones del CPLT, se precisa la obligación que tienen las instituciones públicas de actualizar antes del 14 de marzo de 2018, la llamada “Transparencia Activa”, que es toda aquella información que por ley los organismos del Estado deben tener disponible en sus sitios web.

Marcelo Drago, presidente del CPLT, indicó que “estas recomendaciones no sólo pretenden garantizar el acceso a la información pública de todos los ciudadanos, sino que también buscan facilitar la transición entre las autoridades entrantes y salientes de manera completamente transparente, ordenada y completa”, indicando que el oficio también incluye recomendaciones ligadas a la protección de datos personales, declaraciones de intereses y patrimonio y lobby.

Respecto los correos electrónicos de autoridades y funcionarios, el CPLT es enfático en que las autoridades y funcionarios deben “conservar los registros de dichas comunicaciones y guardar respaldo institucional”, para así dejar constancia de la recepción, transmisión y contenido de los correos utilizados en el desempeño de su función pública.

En cuanto a la correspondencia de la Presidenta de la República, se detalla que esta debe “mantenerse, en original o copia, necesariamente en los archivos de la Administración del Estado”, pues se trata de información “a la cual puede acceder cualquier persona en ejercicio del derecho de acceso a la información”, a menos que exista alguna causal de reserva.

Aquellos funcionarios entrantes o salientes que por su cargo se ven obligados a dar cumplimiento a la Ley de Probidad, deben realizar sus declaraciones de patrimonio e intereses dentro de los 30 días posteriores a finalizar sus funciones o dentro de los 30 días siguientes a asumir el cargo.

El CPLT sugiere a las autoridades salientes que entreguen un detalle a sus sucesores donde evidencien el estado de aquellas solicitudes de acceso a la información pública que siguen pendientes, además de copias digitales o en papel de toda aquella documentación que pueda ser exigida por los ciudadanos a través de la Ley de Transparencia.